CPJ condena violencia contra mujeres columnistas en México

Mujeres columnistas compartieron recientemente las amenazas que han recibido por expresar sus opiniones
Mujeres columnistas compartieron recientemente las amenazas que han recibido por expresar sus opiniones
Mujeres columnistas compartieron recientemente las amenazas que han recibido por expresar sus opiniones
Mujeres columnistas compartieron recientemente las amenazas que han recibido por expresar sus opiniones

CPJ condena violencia contra mujeres columnistas en México

Denise Dresser y Alma Delia Murillo.Mujeres columnistas compartieron recientemente las amenazas que han recibido por expresar sus opiniones
Facebook
Nación321
2021-06-01 |17:13 Hrs.Actualización17:13 Hrs.

El Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) condenó la violencia de la cual han sido blanco algunas columnistas mexicanas

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el CPJ instó a las autoridades mexicanas a hacer algo para frenar los ataques e intimidaciones. 

La escritora Alma Delia Murillo y la catedrática Denise Dresser, ambas columnistas del periódico Reforma, así como Maite Azuela, quien escribe en El Universal, y la periodista Pamela Cerdeira, quien tiene un espacio en El Economista, compartieron recientemente las amenazas que han recibido por expresar sus opiniones. 

En el caso de Alma Delia Murillo, la escritora señaló que además de recibir amenazas y ofensas en redes sociales, hace unas semanas recibió mensajes de texto en su celular, por lo que denunció el caso a la Policía Cibernética. 

Dresser denunció que las agresiones hacia su persona pasaron del plano digital al real, pues recientemente un hombre le gritó "muérete, chayotera" en un supermercado. 

En el caso de Pamela Cerdeira, la comunicadora señaló que en 2017 recibió mensajes de texto de amenazas de violación para ella y su hija, esto luego de que opinara sobre los dichos de Marcelino Perelló, quien minimizó una violación. 

En tanto, Maite Azuela indicó que en 2015 recibió amenazas de muerte por correspondencia en su casa.