El lado que no queremos ver del sismo

Durante los trabajos de rescate hubo equipos que se hicieron pasar por topos
Durante los trabajos de rescate hubo equipos que se hicieron pasar por topos

El lado que no queremos ver del sismo

Grupos falsos.Durante los trabajos de rescate hubo equipos que se hicieron pasar por topos
Cuartoscuro
2017-09-28 |17:32 Hrs.Actualización16:53 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estas acciones perjudican aún más a las personas afectadas

En Nación321 ya viste las imágenes que nos hacen sentir llenos de orgullo por ser mexicanos. Los ciudadanos tomaron el liderazgo para las labores de rescate, coordinación y ayuda después de la tragedia del 19 de septiembre. 

Pero también hay otro lado de la historia que no nos gusta, pero tenemos que contarla. 

El sismo lo dejó claro: la gente desconfía del gobierno

Además de que los ciudadanos ya no confían mucho en su gobierno, hay algunos sectores de la sociedad que se aprovechan de la gente vulnerable y de la situación para sacar provecho. 

EL AGANDALLE DE AYUDA

Unas mil 760 personas que no son damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre se aprovecharon de la mala organización del Gobierno de la Ciudad de México y recibieron cheques de apoyo a la vivienda.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, restó responsabilidad a las personas y dijo que el error fue de su propia administración.

“Llamé la atención de las áreas, no es culpa de la ciudadanía, es culpa nuestra en la operación y debemos de informar con mayor oportunidad a la gente para que no haya contratiempos”, dijo.

LOS FALSOS TOPOS

El grupo Topos, especializado en búsqueda y rescate después de un sismo, ha sido replicado con fines de lucro y algunas personas han usado este nombre para hacer saqueos, robos y demás ilícitos en una situación de vulnerabilidad como la que se vive ahora.

Hay dos grupos de Topos conocidos: el llamado Topos Azteca (de color naranja y sin recibir donativos) y el grupo Topos Tlatelolco (quienes sí piden recursos y tienen cuentas bancarias).

Sin embargo, ha habido oportunistas que se hacen pasar por alguno de estos grupos rescatistas para pedir dinero en las calles o abrir cuentas bancarias. 

Se tienen los reportes de que falsos topos fueron rescatados en un derrumbe en Chimalpopoca. Pero de acuerdo con Milenio, habitantes de distintos condominios en cuatro delegaciones denunciaron haber sido víctimas de rapiña en sus propiedades por falsos rescatistas. 

EL ROBO DE VÍVERES

En redes sociales se ha reportado el presunto robo de víveres para los damnificados. 

En la Ciudad de México se reportaron robos a peatones y vehículos el mismo día del sismo, el 19 de septiembre, en la zona de Santa Fe. Ha habido otros intentos de robo de víveres, pero la Secretaría de Seguridad Pública señala que ha tenido operativos para evitarlo. 
Caso aparte es el de Morelos, en el que presuntamente camiones con ayuda fueron acaparados por el gobierno de Graco Ramírez para etiquetarlos bajo la leyenda de su gobierno. La información fue desmentida por el gobierno, pero no todos le creyeron.

LOS RUMORES

Si bien algunos usuarios de redes sociales lo comparten para ayudar, podría ser que la información falsa cause más daño que beneficio. 

 Entre los mensajes difundidos se menciona que habrá otro sismo más catastrófico, que la Comisión Federal de Electricidad cortará la luz, que los altavoces de la CDMX hacen pruebas de sonido con el alertamiento sísmico, entre otros. 

LOS QUE LUCRAN

Si bien ha habido muchas muestras de apoyo a los damnificados, en ocasiones se desconoce si hay algún grupo que recolecte víveres que no entregue los productos. O bien, hay empresas y políticos que han aprovechado la situación para sacar ventaja. 

Habrá que revisar también los fideicomisos y que tengan la máxima transparencia. 

La Fepade aseguró que tiene en la mira a funcionarios en estados como Chiapas, Morelos, Oaxaca y la Ciudad de México en donde se tienen denuncias por el acaparamiento de los bienes.  

FALSAS ALARMAS SÍSMICAS

En redes sociales circuló un video, supuestamente con origen en la colonia Impulsora Popular Avicola, en Nezahualcóyotl, donde unos jóvenes activaron una alerta sísmica para espantar a sus vecinos.

Esta broma tan desagradable efectivamente causó que la gente saliera de casa espantada, mientras los chicos reían, lo cual ha causado justa indignación en redes.

UN ROBO QUE INDIGNA

Alejandra Vicente Cristobal perdió la vida durante el sismo del pasado 19 de septiembre. Por si no fuera suficiente este dolor para su familia, durante el rescate de su cuerpo alguien encontró su tarjeta de débito y se gastó sus ahorros cuando ella ya había fallecido.

Según Noticieros Televisa, el banco ofreció hacer una investigación, pues Alejandra falleció en el derrumbe del edificio que se encuentra entre Viaducto y Torreón y las compras se hicieron después de esa fecha, cuando sus padres intentaron dar de baja su cuenta.

El ladrón o ladrones se gastaron 24 mil de los 32 mil pesos que Alejandra tenía ahorrados.

BALACERA 

Otro caso que nos indignó fue la balacera en contra de voluntarios de la asociación civil Papa Francisco Pro Felicitas. El grupo se dirigía a entregar víveres a Oaxaca cuando hombres armados los emboscó. El saldo fue dos jóvenes heridos y una de las mujeres fue violada, según informó la Arquidiócesis de México.

Además de robar todo el cargamento, se llevaron 40 mil pesos en efectivo.

"Estamos muy tristes, hemos llorado de impotencia, tanto por los jóvenes lesionados como por la joven violada; esperamos que ambos vivan; nos encontramos a la espera del reporte médico de estos jóvenes valientes”, dijo Carlos Arvizú, administrador de la fundación católica Papa Francisco Pro Felicitas.

ROBO DE UNA CASA

Ana Contreras fue desalojada de su vivienda tras el terremoto. Aunque no resultó dañado, el inmueble está junto a un laboratorio que colapsó en el número 282 de la calle Puebla, en la colonia Roma.

Confiada de la presencia de diversas autoridades, la mujer de 60 años prestó su patio como centro de trabajo; ya no la dejaron regresar hasta el pasado lunes y fue cuando descubrió que su casa había sido saqueada.

“Había en el suelo cajones de la cocina, de las recámaras; esculcaron las cosas a mis hijos y mis cosas y se llevaron todo lo de valor: ropa, dinero, tenía dos cochinitos llenos, uno de billetes y otro de monedas, ambos los rompieron y vaciaron… estoy desconcertada”, contó a El Financiero.

Se trata del primer caso de robo que registra la Procuraduría capitalina a propiedades ubicadas en la zona de emergencia por el terremoto de 7.1 grados que se registró hace ocho días en el país.

Edmundo Garrido, titular de la Procuraduría capitalina, aseguró que de acuerdo con los registros ya hay una persona detenida por estos hechos. Dijo que se trata de una persona que se hacía pasar como rescatista.