Este es el presidente mexicano con el que el peso sufrió más

Débil.
En noviembre de 2016 el dólar llegó a venderse en 21 pesos, muestra de la depreciación de la moneda mexicana
Débil.
En noviembre de 2016 el dólar llegó a venderse en 21 pesos, muestra de la depreciación de la moneda mexicana

Este es el presidente mexicano con el que el peso sufrió más

Débil.En noviembre de 2016 el dólar llegó a venderse en 21 pesos, muestra de la depreciación de la moneda mexicana
Cuartoscuro
2018-03-07 |13:18 Hrs.Actualización13:37 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estas devaluaciones son la razón por la que tus planes de viajar a EU se compliquen cada vez más

¡El peso está por los suelos! ¡Qué caro está el dólar! ¡Jamás había estado más devaluado el peso!

Seguro has escuchado algunas de estas expresiones cuando se trata de convertir dólares a pesos, y no es para menos: la depreciación de la divisa mexicana ha alcanzado el 30.2% en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto (2012 a la fecha); sin embargo, no ha sido el peor desempeño de la moneda para un sexenio.

El primer lugar se lo lleva el priista Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) pues en su sexenio, el peso se depreció un 203.32%, de acuerdo con cálculos del Banco Ve por Más.

En segundo lugar se encuentra el priista José López Portillo (1976-1982). Durante estos seis años, la caída del peso frente al dólar fue de 107.8%.

En tercer lugar se encuentra la administración de otro presidente emanado del PRI, Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), con una depreciación del peso de 39.52%. 

A los gobiernos panistas les fue mejor en este rubro: con Vicente Fox Quesada (2000-2006) la depreciación del peso frente al dólar fue de 12.03% y para el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012), la depreciación del tipo de cambio ascendió a 30.55%.

“La depreciación de la moneda con mayor o menor medida ha sido una constante en los sexenios”, aseveró Carlos Ponce, director general de Estrategia Bursátil del grupo financiero.

En 2018, dijo Ponce, se presentan condiciones similares a las de las dos últimas elecciones, con el mismo candidato, mercado y participantes, lo que podría llevar a que el mercado viviera los temores de años pasados.

“Respecto al tipo de cambio, si bien todavía no se observa en el mercado de divisas tensión sobre el proceso electoral en México, conforme a las dos elecciones previas de 2006 y 2012, será a partir de abril–mayo que se concrete una alta volatilidad que lleve a una depreciación del peso frente al dólar cercana a 8%”, prevé Ve por Más.

De acuerdo con Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, poco a poco la presión sobre la moneda mexicana comenzaría a intensificarse.

“Para abril, una vez que concluya el periodo de intercampañas, el tema electoral en México concentrará la atención del mercado cambiario mexicano, que probablemente cotice por encima de los 19 pesos por dólar (interbancario)”, prevé Gordillo.