Loaeza se burla de funcionarios de la 4T por su look... y luego se disculpa

Dura.
Guadalupe Loaeza no tuvo empacho en criticar a Martha Bárcena, Graciela Márquez y a Lázaro Cárdenas
Dura.
Guadalupe Loaeza no tuvo empacho en criticar a Martha Bárcena, Graciela Márquez y a Lázaro Cárdenas

Loaeza se burla de funcionarios de la 4T por su look... y luego se disculpa

Dura.Guadalupe Loaeza no tuvo empacho en criticar a Martha Bárcena, Graciela Márquez y a Lázaro Cárdenas
Especial
2019-06-21 |13:21 Hrs.Actualización13:21 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque un funcionario público no debería ser criticado por su vestimenta o su apariencia física sino por sus resultados

La escritora Guadalupe Loaeza criticó a funcionarios del gobierno de AMLO por su forma de vestir, aunque luego ofreció disculpas.

La historia comenzó cuando llamó "pobrecita", "desaliñada" y "mal vestida" a la delegación mexicana que visitó Estados Unidos el 7 de junio y que estaba conformada por la embajadora Martha Bárcena Coqui, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, y el coordinador de asesores de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel.

En la columna que publicó Loaeza en el periódico Reforma el 18 de junio, titulada Con todo, la autora de libros como Niñas bien, Primero las damas y Manuel de gente bien, entre otros, criticó la vestimenta de estos funcionarios a propósito de una foto que subió el coordinador de los diputados federales de Morena, Mario Delgado Carrillo.

La foto fue tomada en el Departamento de Estado de Estados Unidos, lugar al que acudió Mario Delgado junto con otros funcionarios de la Cuarta Transformación como parte de las negociaciones de México para evitar que EU le aplicara aranceles a los productos importados desde el territorio mexicano.

"Si miramos con atención la fotografía de Delgado, vemos que la delegación mexicana se veía muy pobrecita, desaliñada y particularmente mal vestida. Empecemos por la embajadora Martha Bárcena. Vestida como estaba hagan de cuenta que iba al súper y que se vistió a la carrera. Llevaba un suetercito blanco con mangas remangadas que a leguas se veía, con todo respeto, que tenía muchas lavadas", escribió Guadalupe Loaeza.

La periodista también señaló que el vestido que usó la embajadora mexicana, con estampado azul y blanco, no le favorecía porque la hacía ver "sin un ápice de cintura".

"Su pelo, aplastadito y carente de un buen corte, se veía lavado en casa, no con shampoo, sino con jabón de tocador. Como único accesorio ese día, la embajadora se había puesto un collar de perlitas como los que venden en cualquier Duty Free. No, no doña Martha no parecía embajadora de México en Washington, más bien en la fotografía aparece como la tercera secretaria de la embajadora", agregó Loaeza.

Guadalupe Loaeza también repartió críticas para el atuendo de la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, al que tachó de lamentable. 

"Su pantalón de gabardina color beige es dos tallas menos que su verdadera talla, lo cual la hacía verse particularmente pasada de peso. Eso no es lo peor, por increíble que parezca, la secretaria de Estado lleva la bragueta totalmente abierta, o fue al baño de carrerita y no le dio tiempo de cerrarla o de plano el zíper se descompuso por tantas lavadas en la lavadora", describió Loaeza.

La periodista mexicana también escribió que la blusa floreada que utilizó la secretaria Márquez Colín no le cubría su "abultado vientre" ni sus muslos "igualmente gruesos".

"Su corte de pelo no es malo y me gustan sus canas. Sus accesorios, sin chiste, parecen de 1970. La armazón negro de sus lentes resulta, asimismo, fuera de moda y no le favorece. Más que una secretaria de Estado, doña Graciela parece una abuela a la que su vestimenta la tiene sin cuidado. Vestida así pudo haber ido también al súper y encontrarse a doña Martha", narró Guadalupe Loaeza.

Y Lázaro Cárdenas Batel, jefe de asesores del gobierno de López Obrador, tampoco se salvó de la crítica de Guadalupe Loaeza.

"Para este encuentro tan importante y significativo para la (pobre) imagen de México, Lázaro llevaba un saco gris de algodón muy arrugado el cual dejaba ver un abultadísimo vientre. Su camisa de cuadritos morados y blancos, que pudo haber sido bonita, no luce para nada con los jeans súper deslavados que se puso esa mañana. Más que un asesor de la Presidencia, en tratos con altos funcionarios de la Casa Blanca, con todo respeto, Lázaro se ve como si hubiera ido a la junta de padres de familia de la escuela de uno de sus hijos", escribió Loaeza.

Para quien si tuvo halagos la escritora mexicana fue para el funcionario que compartió la foto, Mario Delgado.

"¿Habrá sido por eso que puso la foto en su Twitter? Espero que con esta descripción, escrita con todo respeto, se pongan el saco, sí, que se lo pongan, literalmente hablando. Como dice Muñoz Ledo, a estos mexicanos los han de haber visto como ciudadanos de un país colonizado", puntualizó la escritora mexicana.

LA DISCULPA

Tras varios días de críticas, la periodista le ofreció una disculpa a la embajadora a través de Twitter; sin embargo, aclaró que para ella deberían seguirse protocolos como la vestimenta que no son superficiales.

INSULTO ABSURDO

Uno de los reclamos que recibió la escritora fue del cónsul de México en Dallas, Francisco de la Torre, le respondió a la escritora Guadalupe Loaeza y defendió a la embajadora de México en EU, Martha Bárcena.

A través de Twitter, el diplomático mexicano afirmó que no sabe de moda, pero la ropa que lleva Bárcena combina con su inteligencia y valor.

Además, le dijo a Loaeza que ser tercer secretario, como lo mencionó en un tuit, es muy digno, y usar eso como insulto es absurdo.

Luego de la respuesta, la embajadora le agradeció al cónsul