Los jóvenes que devuelven la esperanza a Oaxaca tras el sismo de 8.2 grados

Estos estudiantes dejaron las aulas para apoyar a los damnificados en Oaxaca
Estos estudiantes dejaron las aulas para apoyar a los damnificados en Oaxaca

Los jóvenes que devuelven la esperanza a Oaxaca tras el sismo de 8.2 grados

Orgullo joven.Estos estudiantes dejaron las aulas para apoyar a los damnificados en Oaxaca
Twitter
2017-09-12 |11:20 Hrs.Actualización11:32 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estos jóvenes son un ejemplo para los mexicanos

La tragedia que viven decenas de familias en Oaxaca y Chiapas por el sismo de 8.2 grados ha sacado una vez más lo mejor de los mexicanos y los jóvenes no han sido la excepción. 

Un ejemplo de esto son los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) que dejaron las aulas para sumarse a las labores de ayuda en Oaxaca, una de las entidades más afectadas por el terremoto.  

Alumnos, pasantes y egresados de las carreras de medicina, enfermería, arquitectura e ingeniería civil, así como especialistas en estructuras, se sumaron este lunes a una brigada de 80 politécnicos que partió hacia Oaxaca para apoyar a las comunidades más afectadas por el sismo.

En un comunicado, el IPN informó que los brigadistas estarían primero en Juchitán y luego partirán a otras zonas aledañas afectadas también por el sismo. 

Los alumnos van acompañados de maestros, así como por el director de la Escuela Superior de Medicina, Eleazar Lara Padilla.

Los jóvenes iniciaron  brindando atención en la localidad de Asunción de Ixtaltepec, donde además se instaló la base de operaciones de la brigada.

En la zona, el secretario de Salud, José Narro Robles, destacó el apoyo de los politécnicos y les agradeció en nombre del gobierno federal.

Además de esta brigada, otro grupo de jóvenes estudiantes del Centro de Educación Continua del IPN de la unidad Oaxaca, también arribaron a Ixtaltepec para ayudar en la remoción de escombros:

El IPN informó que la brigada que arribó este lunes a Oaxaca se formó a través de una convocatoria que se realizó a través del Servicio Social de la Institución y de la Dirección de Egresados, y que esta tuvo “una respuesta óptima por parte de la comunidad”.

Señaló también que los alumnos van con justificantes académicos, su seguro facultativo vigente, y que se aseguró la coordinación adecuada con las dependencias estatales y federales para asegurar su bienestar e integridad.