Ni Tláloc pudo ayudar a la CDMX con la contingencia ambiental

Contaminada.
Un aspecto de la calidad del aire de la Ciudad de México este jueves
Contaminada.
Un aspecto de la calidad del aire de la Ciudad de México este jueves

Ni Tláloc pudo ayudar a la CDMX con la contingencia ambiental

Contaminada.Un aspecto de la calidad del aire de la Ciudad de México este jueves
Notimex
2019-05-16 |10:42 Hrs.Actualización13:23 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estas son malas noticias si requieres estar al aire libre

Pese a la lluvia que se registró la noche de este miércoles, la mala calidad del aire continúa este jueves en el Valle de México.

El Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simat) informó que a las 12:00 horas local de este jueves, se registraron 149 puntos de partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5) en la alcaldía de Iztapalapa, en la Ciudad de México; apenas a las 09:00 horas, se registraron 146 puntos en este mismo punto de la capital mexicana.

La mala calidad del aire este jueves provoca que se mantenga la contingencia atmosférica extraordinariainformó la Comisión Ambiental de la Megalópolis en un comunicado.

Ante estas condiciones, el Simat recomendó que adultos mayores, personas con intensa actividad física o con enfermedades respiratorias y cardiovasculares deben limitar los esfuerzos prolongados al aire libre.

La tarde de este miércoles la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) mantuvo por segundo día consecutivo la contingencia ambiental atmosférica extraordinaria por los altos niveles de partículas PM2.5 y contingencia ambiental por ozono.

El Valle de México está en medio de una grave crisis ambiental debido a la contaminación por ozono y por las partículas PM 2.5 producto de los múltiples incendios que ocurridos en días recientes.

La Secretaría de Educación Pública (SEP), la UNAM y el IPN suspendieron sus clases este jueves debido a la contingencia ambiental extraordinaria.

Uno de los paliativos para que disminuyan estos niveles de contaminación es la lluvia, aunque en este caso la precipitación de este miércoles no fue la suficiente como para que bajaran considerablemente los índices de contaminantes en el aire de la Ciudad de México y la Zona Metropolitana del Valle de México.