Seguridad agroalimentaria requiere mejorar relación rural-urbana: Vaca Pérez

El especialista asegura que falta implementar estrategias que promuevan el desarrollo de toda la población en general
El especialista asegura que falta implementar estrategias que promuevan el desarrollo de toda la población en general

Seguridad agroalimentaria requiere mejorar relación rural-urbana: Vaca Pérez

Alimentación.El especialista asegura que falta implementar estrategias que promuevan el desarrollo de toda la población en general
Cuartoscuro
2021-01-11 |15:55 Hrs.Actualización15:55 Hrs.

Para asegurar mayores oportunidades de acceso y garantizar la equidad en la industria agroalimentaria, el especialista en el sector agroindustrial, Aristóteles Vaca Pérez, señaló que es necesario repensar las relaciones que existen entre las zonas rurales y las urbanas.

Lo anterior se desprende de un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, también conocida como FAO, que plantea "visionar un panorama más completo que incluya políticas públicas que mejoren el vínculo entre ambas zonas".

En ese sentido, Vaca Pérez compartió la idea de implementar estrategias que  promuevan el desarrollo de toda la población en general, “poniendo énfasis en grupos minoritarios".

"Si se llevan a cabo estrategias con mayor inclusión, se aumenta el combate a la pobreza, al hambre y a las carencias alimentarias, principalmente si se le pone atención al desarrollo de la infancia, mujeres, a los grupos indígenas y a los adultos mayores”, remarcó.

Asimismo, dijo que al haber un marco legal que garantice la generación de oportunidades por igual, habrá un fortalecimiento en la autosuficiencia alimentaria.

"Es importante subrayar que las áreas rurales son las grandes productoras de alimentos, en tanto que, las ciudades --grandes o pequeñas--, son las principales consumidoras. Por lo tanto, se ha observado que durante los últimos años la transformación de las áreas rurales ha favorecido el vínculo de sus habitantes con actividades de mayor valor agregado, lo cual conlleva a mayores fuentes de empleo y mejores ingresos para los habitantes de estas zonas”, observó Aristóteles Vaca Pérez.

Así, el especialista recordó que debe existir una agenda de género en el sistema alimentario, ya que, consideró, “es fundamental repensar el desarrollo desde la evaluación de las brechas de desigualdad e incorporar al diseño de las políticas sectoriales”.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 31.3% de las mujeres rurales representan al sector agroalimentario en México, mientras que el 21.1% de las mujeres indígenas se declaró ser "económicamente activa".