La UNAM desarrolla un método anticonceptivo para hombres

Reversible.
Este método podría ser fabricado en parche o pastillas
Reversible.
Este método podría ser fabricado en parche o pastillas

La UNAM desarrolla un método anticonceptivo para hombres

Reversible.Este método podría ser fabricado en parche o pastillas
Especial
2019-07-02 |16:00 Hrs.Actualización16:00 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esta pastilla contribuiría a que el control de natalidad de la población no recayera principalmente en las mujeres

Investigadores del Instituto de Biotecnología de la UNAM trabajan en el desarrollo de un método anticonceptivo reversible dirigido a los hombres, el primero de su tipo en el mundo.

Este anticonceptivo reversible no tendría una carga hormonal y se busca que al dejar de tomarlo, el hombre pueda volver a ser fértil de forma inmediata y sin efectos secundarios.

Claudia Treviño, investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM, dijo que el propósito de este proyecto es desarrollar un fármaco que tenga una efectividad por arriba de lo que hay en el mercado, más allá del 96%.

Con este fármaco, los científicos buscan liberar a las mujeres de ser las únicas que se responsabilizan del control de la natalidad.

"Por ejemplo cuando una mujer que ha usado durante muchos años la pastilla anticonceptiva, le cuesta mucho embarazarse a pesar de que la deja de tomar y muchas veces tiene que recurrir a clínicas de fertilidad para recobrarla", dijo Treviño.

Actualmente existen dos métodos anticonceptivos masculinos: el condón y la vasectomía. 

¿CÓMO FUNCIONA?

El anticonceptivo que desarrolla la UNAM bloquea el desplazamiento del espermatozoide, evitando que este llegue al óvulo.

"Del punto donde el espermatozoide es eyaculado hasta el punto donde encuentra el óvulo es un camino muy largo entonces tiene que moverse utilizando su flagelo, batiéndola fuertemente. Este compuesto inhibiría este batido e impediría que el espermatozoide nade la distancia necesaria para encontrar al óvulo entonces no se encuentran y no hay fecundación", dijo la investigadora Claudia Treviño.

Para inmovilizar a los espermatozoides, los investigadores de la UNAM estudian el veneno de animales ponzoñosos como serpientes, arañas y alacranes, entre otros. Y es que la propiedad de estos venenos se agregaría a la fórmula del anticonceptivo masculino. 

La presentación de este anticonceptivo sería en parches o en pastillas. En cinco años aproximadamente podría estar al alcance del público.