La Guardia Nacional que quiere AMLO ya se usó en el pasado

Armados.
La Guardia Nacional está conformada por un grupo de ciudadanos de la fuerza pública con características militares
Armados.
La Guardia Nacional está conformada por un grupo de ciudadanos de la fuerza pública con características militares

La Guardia Nacional que quiere AMLO ya se usó en el pasado

Armados.La Guardia Nacional está conformada por un grupo de ciudadanos de la fuerza pública con características militares
Cuartoscuro
2018-11-15 |09:36 Hrs.Actualización09:36 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la Guardia Nacional es parte de la estrategia de AMLO para pacificar al país

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador dio a conocer la estrategia para su sexenio y destacó la creación de la Guardia Nacional, la cual será otra corporación de las Fuerzas Armadas y su comandante operativo será el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional. 

Pero ojo, esta idea no es nueva, pues este modelo ya se ha utilizado desde hace más de un siglo. Te contamos la historia.

¿QUÉ ES LA GUARDIA NACIONAL?

Es una fuerza pública de características militares que está conformada por ciudadanos, obedece las órdenes de los gobernadores estatales y su objetivo es brindar seguridad y defensa a los ciudadanos para contribuir al desarrollo nacional, según la definición histórica y jurídica del Capitán de Fragata del Cuerpo General Diplomado del Estado Mayor, Alan Ruiz Moreno, usada en su libro "Sobre la Guardia Nacional en México".

¿CÓMO SURGE?

La Guardia Nacional fue creada en 1846 por el general José Mariano Salas, quien fue presidente de México durante 4 meses (agosto-diciembre de 1846), porque pensó que era necesario defender al país de la invasión de Estados Unidos.

El entonces presidente creía que las Fuerzas Armadas no eran capaces de ganarle a las tropas extranjeras. En otras palabras, la Guardia Nacional no sustituye al Ejército, solo lo complementa.

La Guardia Nacional tenía la tarea de defender al país de amenazas exteriores e interiores; así como conservar el orden público, de acuerdo con la investigación realizada por Jesús Solano García en su publicación La Guardia Nacional que se encuentra en la Biblioteca Jurídica Virtual de la UNAM.

Con el surgimiento de la Guardia Nacional se le dio la capacidad a cada estado de contar con una fuerza de seguridad federal, pero ojo, eso no significaba tener autonomía total, pues las entidades federativas tenían la obligación de rendir un informe al titular del Ejecutivo con el estatus de dicho grupo y con un balance de resultados, según el reglamento promulgado el 11 de septiembre de 1846.

Tampoco contaban con presupuesto del gobierno federal porque cada estado costeaba su propia Guardia.

Esta Guardia Nacional funcionaba como asamblea, en servicios que ordenaban los gobernadores o en campaña bajo las órdenes del presidente.

La Ley Orgánica de la Guardia Nacional fue promulgada el 15 de julio de 1848. En ese documento se definieron sus principales tareas como “defender la independencia de la nación, sostener las instituciones, conservar la tranquilidad pública y hacer obedecer las leyes y las autoridades establecidas por ellas”, de acuerdo con la investigación de Solano.

Otro de los presidentes que ocupó la Guardia Nacional fue Benito Juárez, en 1858, para combatir a las fuerzas externas y en contra de los conservadores en la Guerra de Reforma  el resultado final fue la instauración de la República. Ya en el poder, la ocupó para erradicar algunos levantamientos que incomodaban al país.

PRIMERA BATALLA

La primera pelea de la Guardia Nacional fue en 1847, en Churubusco, cuando las tropas estadounidenses intervinieron en nuestro país. La Guardia estuvo conformada por los batallones Independencia y Bravos que eran apoyados por las tropas irlandesas de San Patricio.

Para el 8 de septiembre de ese mismo año combatieron en Molino de Rey con los batallones de Libertad, Unión, Querétaro y Mina.

Tras un par de meses de pelea, en febrero de 1848 se firmó el Tratado de Guadalupe Hidalgo en donde se le cede casi la mitad del territorio al gobierno estadounidense. ¿Qué pasó con la Guardia Nacional? Se quedó en estado de emergencia para preservar el orden.

¿ADIÓS A LA GUARDIA?

Años más tarde, en 1853, Antonio López de Santa Anna intentó erradicar la Guardia Nacional por medio del Ministerio de la Guerra. A través de un decreto comunicó que disolvería a este grupo militarizado y solo dejaría en operación al batallón Mina, pero funcionando bajo las órdenes del Ejército.

La Guardia Nacional quedó desarticulada por dos años, pero tras finalizar la Presidencia de Santa Anna, el Ministerio de Gobernación, bajo las órdenes del entonces presidente Ignacio Comonfort, retomó el Reglamento de dicho grupo para contrarrestar el desorden que existía al interior del Ejército, de acuerdo con la información de Alan Ruiz Moreno.

El objetivo de Comonfort era que el Ejército tuviera una depuración, pero esta solución salió mal porque los gobernadores aprovecharon el momento y utilizaron a la Guardia Nacional para sus propios intereses. Esto orilló al presidente a crear, el 29 de abril de 1857, un ejército de 10 mil hombres para prevenir la amenaza al gobierno federal.

Otro presidente que quiso eliminar la Guardia Nacional fue Porfirio Díaz, no la quitó de la ley pero lo que sí hizo fue eliminarla de facto.

¿EXISTE EN LA ACTUALIDAD?

De acuerdo con Ruiz Moreno, la Guardia Nacional se contempla en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917; en la Ley del Servicio Militar y en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, pero no existe una ley orgánica que la sustente por lo que hay un vacío legal.

Además, otro problema es que para poner en marcha esta figura, las legislaciones se deben armonizar porque entre ellas se contradicen sobre cuántos tipos de Guardia Nacional existen, para qué se puede ocupar y quién debe ser parte de ella, entre otras cosas, explicó el capitán Alan Ruiz Moreno.

Para esto, el autor propone dos escenarios que dependen del trabajo legislativo. 

El primero es alinear las respectivas leyes existentes y a partir de ahí formular una nuevo marco legal que organice, regule; y establezca misión y funciones de dicho grupo.

La segunda opción es eliminar dicha figura de la Constitución Política bajo el entendido de que ya existen policías para combatir a la delincuencia organizada, pero que éstas corporaciones necesitan de una "ingeniería de deconstrucción" para que vuelvan a ser correctamente operativas.

Como presidente electo, AMLO aseguró que Morena hará las adecuaciones legales necesarias para que la nueva Guardia Nacional opere en plenitud en 2021.