Por irregularidades, Tribunal Electoral anula elecciones en Monterrey

Protesta.
El panista Felipe de Jesús Cantú (centro) defendió lo que consideró un triunfo en las urnas
Protesta.
El panista Felipe de Jesús Cantú (centro) defendió lo que consideró un triunfo en las urnas

Por irregularidades, Tribunal Electoral anula elecciones en Monterrey

Protesta.El panista Felipe de Jesús Cantú (centro) defendió lo que consideró un triunfo en las urnas
Twitter/@FelipeCantuR
2018-10-31 |08:22 Hrs.Actualización08:22 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este es uno de los municipios más importantes de México

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dictaminó la anulación de los comicios en la alcaldía de Monterrey, Nuevo León, y ordenó que se convoque a una elección extraordinaria.

Por mayoría –en una votación de cuatro a tres–, los magistrados de la Sala Superior determinaron que se acreditó la existencia de distintas irregularidades y violaciones sustanciales, cualitativas y cuantitativas, que vulneraron el principio de certeza.

Tras una discusión de casi tres horas, el pleno avaló el proyecto de resolución presentado por el magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera, quien detalló la vulneración al principio de certeza respecto de la entrega, recepción, resguardo, contenido y cómputo de paquetes electorales.

“28 paquetes electorales no fueron entregados a la autoridad electoral al momento del cierre de la bodega para resguardar los paquetes electorales; 69 paquetes no se encontraban en el espacio dentro de las bodegas; 52 casillas fueron computadas con los datos obtenidos de los resultados preliminares; dos, con mantas colocadas al exterior de las casillas; 27 no fueron capturadas, porque ningún partido presentó su copia o sólo un partido lo hizo, y 10 paquetes electorales fueron remitidos por la Dirección de Organización Electoral del Organismo Público Local (Ople) al Consejo Municipal, por lo que se desconoce cómo llegaron a tal dirección”.

El magistrado ponente indicó que dichas violaciones son determinantes para el resultado de la elección, pues el panista Felipe de Jesús Cantú ganó con 153 mil 35 votos, mientras que el priista Adrián de la Garza obtuvo 148 mil 538 votos, lo que equivale al 0.89% de la votación.

“Si la evidencia de quien supuestamente resultó electo no es certera, genera duda o incertidumbre, el control de constitucionalidad adecuado de esa elección debe pasar por el tamiz de anulación, porque de lo contrario se permitiría que accedieran al poder ciudadanos de los que no hay certeza que hayan sido depositarios del mandato representativo”, aseveró.

La magistrada presidenta Janine Otálora Malassis se pronunció a favor de la nulidad de los comicios en la alcaldía de Monterrey, pues estimó que si bien las irregularidades registradas de forma individual podrían no llevar a la conclusión de nulidad, se registra un elemento de determinancia, que es la diferencia menor a un punto porcentual entre el primero y el segundo lugar.

“Lo que procede es declarar la nulidad de la elección para que ésta se repita pudiendo competir los candidatos que en su momento participaron en la misma”, indicó.

Tras la elección del 1 de julio, la alcaldía de Monterrey pasó de un partido a otro a través de distintos reveses judiciales, pues primero el Tribunal Electoral Estatal le concedió el triunfo al PRI y posteriormente la Sala Regional del TEPJF se la regresó al PAN, por lo que los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral reconocieron que estas discrepancias también contribuyeron a la incertidumbre.

El magistrado Reyes Rodríguez se pronunció en contra de la resolución, lo que incluso derivó en un “choque” con el magistrado José Luis Vargas, pues hubo un reclamo por el cambio de criterios; mientras que el magistrado Indalfer Infante planteó que ni siquiera debía aceptarse el recurso, pues argumentó que no cumplía con el requisito de procedibilidad, y el magistrado Felipe de la Mata también se pronunció por su desechamiento.