Violencia y guerra sucia en redes sociales: el lado oscuro de las campañas

Las redes sociales han sido el campo de batalla ideal para la guerra sucia
Las redes sociales han sido el campo de batalla ideal para la guerra sucia

Violencia y guerra sucia en redes sociales: el lado oscuro de las campañas

Los heaters.Las redes sociales han sido el campo de batalla ideal para la guerra sucia
Especial
Elidet Soto
Nación321
2018-05-25 |06:31 Hrs.Actualización06:31 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estas elecciones se han visto empañadas por la violencia en las calles y en redes parece que es la misma historia

Las campañas presidenciales, que terminarán este 27 de junio, no solo se hacen en tierra, con mítines y miles de spots, también en redes sociales.

Twitter, Facebook, YouTube, Instagram y hasta WhatsApp son las nuevas plataformas que los presidenciables usan para hacer llegar sus propuestas, pero también han servido como escenario para que simpatizantes y heaters se hagan presentes.

"Chairos", "derechairos, "pejezombies, "Mafía del poder" o "ratas del PRIAN" son algunos de los calificativos que podemos leer en un sinfín de comentarios que se hacen todos los días a través de redes sociales y que han generado un ambiente polarizado, al menos en lo que al escenario digital se refiere.

¿Pero qué es lo que detona este comportamiento? El anonimato en redes sociales como YouTube o Twitter puede envalentonar a cualquiera, pero este tipo de agresiones van más allá de simplemente querer molestar al adversario.

"Lo que vemos en redes es un reflejo de hartazgo, no es violencia contra un solo candidato, es contra todo, se trata de un escape que encontró la ciudadanía a lo que vivimos en el país: violencia, pobreza, marginación y grandes desigualdades", explicó el profesor de Ciencias Políticas de la UNAM, Manuel Antonio Romo Aguirre.

Para el experto, lo que ocurre en las redes es la nueva forma de manifestarse sin tener que salir a las calles.

"Las redes sociales ahora son el escenario de las protestas, cada vez es más común que se convoque a una marcha o boicot a través de redes y con eso darle salida a todo aquello que nos parece que está mal."

«Manuel Antonio Romo Aguirre»

El problema de la violencia en redes, detalla el académico, no se originó con el uso de la tecnología, simplemente se hizo más visible, pero siempre ha estado ahí, las personas encontraron una válvula de escape más efectiva y sin consecuencias.

Para Juan Manuel Ortega, director de Proyectos Académicos de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tec de Monterrey, la lucha que se ve en redes sociales como Facebook o Twitter se debe a que en la actual contienda electoral están a debate dos visiones de país.

"La discusión se trata de seguir o no seguir con el modelo económico que hemos llevado y este tipo de temas generan mucha polarización porque golpean muchos intereses; y eso hace que el nivel de tensión en la elección se incremente de forma considerable y se ve reflejado en mayor agresión en ese tipo de plataformas".

Y aunque los insultos y agresiones a veces llegan a las amenazas de muerte, para el experto en redes sociales, difícilmente pasarían a un plano terrenal porque en el "mundo de la web no hay consecuencias ni costos; no hay nada que te limite a decir lo que sea".

Para Alejandro Moreno, director de encuestas de El Financiero y Nación321, las redes sociales son una fuente de información que a priori se vuelve negativa, pues en vez de tener información balanceada hay sesgo de origen, "todo es criticable y nada es aguantable. Esto puede provocar que los jóvenes se vuelvan una generación de rechazo", dijo en una entrevista.

GUERRA SUCIA

Las redes sociales son el escenario perfecto para descalificar, denostar y amedrentar al adversario, pero también a sus seguidores; por eso se han convertido en una nueva forma de hacer guerra sucia.

"Hoy como nunca la presencia de redes en campañas es particularmente importante, pues los estrategas se dan cuenta que pueden tener una incidencia en las preferencias electorales", explicó Juan Manuel Ortega.

"Internet se usa como mecanismo para tirar al enemigo porque no hay quien lo vigile; y ante la sobrerregulación de los medios tradicionales, las redes sociales son usadas para hacer uso de recursos como Pejealeaks".

PejeLeaks es un sitio de internet que no está identificado y no tiene contacto alguno, asegura que buscan dar a conocer la "faceta más oscura y desconocida" de López Obrador.  

Ortega explicó que todos los candidatos construyen estrategias para que sus grupos golpeen a los diferentes candidatos; sin embargo, no todos tienen las mismas capacidades.

"El PRI no tiene la misma fuerza que Morena (en términos de redes sociales), y por eso debe utilizar mayores recursos para lograr un mayor impacto; en el caso del PAN, es más común ver grupos de apoyo con perfiles de usuarios de un nivel socieconómico más alto".

Mientras que en el caso de Morena, según el experto, su audiencia en redes es mucho más orgánica, están más organizados y su fuerza, en su mayoría, radica en los jóvenes, sobre todo aquellos que ya no creen en el sistema actual, son "antipeña" y se identifican con una parte de la ideología de izquierda.

¿QUIÉN TROLLEA MÁS?

Si de agresiones en redes se trata, vemos de todo, pero uno de los casos más recientes fue un retuit que dio el periodista Ricardo Alemán, donde se mencionaban los asesinatos de John Lennon, Versace y Selena para, después, vincularlo con seguidores del político tabasqueño.

El tuit despertó la indignación de los usuarios de redes sociales porque “incitaba” a la violencia en contra de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Juntos Haremos Historia (Morena, PT y Encuentro Social).

Sin embargo, los defensores del tabasqueño también cayeron en lo que más critican: agresiones.

Para Manuel Antonio Romo Aguirre, investigador de la UNAM, esta respuesta pone sobre la mesa una pregunta: ¿son los seguidores de Morena y López Obrador más agresivos? Quizá sí; sin embargo, el investigador lo atribuye a que las redes sociales brindan anonimato y por ello es mucho más fácil que las personas expresen sus ideas sin censura.

Juan Manuel Ortega también coincide en que existe una mayor actividad por parte de los seguidores de Morena y lo atribuye a que son más críticos con el establishment y están dispuestos a cualquier cosa para cambiar las cosas.

"La izquierda siempre ha jugado con aspectos más agresivos y un ejemplo es Paco Ignacio Taibo II, su discurso tiene un tono más agresivo y de movilización social para lograr modificar el modelo económico", explicó el investigador del Tec de Monterrey.

Sin importar si son AMLOvers, Meadelovers o heaters de todos los políticos, una cosa está clara: las redes están incidiendo en las campañas y cobrando mucho mayor fuerza y ningún estratega quiere quedarse fuera.

"En los comentarios podemos ver una parte genuina de los usuarios, gente que en verdad se molesta, pero también hay una parte que es mera estrategia porque saben perfecto cómo va a reaccionar el adversario, incluso saben qué reacción tomarán los medios, provocan que piensen mejor sus titulares y el tipo de publicaciones que hacen en redes".