Democracia en Guerrero, frágil por culpa del crimen

Niños de la comunidad de Ayahualtempa se integran a la policía comunitaria
Niños de la comunidad de Ayahualtempa se integran a la policía comunitaria

Democracia en Guerrero, frágil por culpa del crimen

Ante la inseguridad.Niños de la comunidad de Ayahualtempa se integran a la policía comunitaria
Cuartoscuro
2021-04-28 |07:04 Hrs.Actualización07:04 Hrs.

Guerrero no sólo es uno de los estados más conflictivos en materia política, también está a merced del crimen organizado que pone y quita candidatos a antojo, lo que tiene en riesgo la gobernabilidad y la democracia.

Y es que esas organizaciones disputan no sólo las plazas para la venta de droga, también quieren el control de dos cargos estratégicos para sus actividades: las policías municipales y las direcciones de obras públicas.

Así coinciden todos los actores de la sociedad guerrerense, desde partidos, empresarios, el clero, así como organizaciones defensoras de derechos humanos, algunos de ellos entrevistados por El Financiero.

“En Guerrero es conocido que en algunos municipios el crimen prácticamente decide las candidaturas, es quien da o quita el permiso”, dijo Adrián Wences, líder de Movimiento Ciudadano en la entidad.

Guerrero es el tercer estado más letal para candidatos, dijo Rubén Salazar, director de Etellekt, despacho consultor de comunicación y riesgos que ha dado seguimiento al tema de la violencia política en el país.

Según su más reciente conteo, durante el presente proceso electoral han sido asesinados en aquella entidad siete políticos, de los cuales cuatro buscaban cargos de elección.

Según autoridades locales y federales en Guerrero operan al menos 16 cárteles, entre ellos el Cártel Jalisco Nueva Generación, Familia Michoacana, los Viagras, los Ardillos, los Rojos, Guerreros Unidos y Gente Nueva.

Abel Becerra, presidente de la organización defensora de derechos humanos Tlachinollan, dijo que, aunque los focos rojos están en la sierra y en Tierra Caliente, es en todo el estado donde los criminales buscan influir en las elecciones. “El narco se ha podido asentar y controlar en algunas regiones”, dijo y agregó que también es conocido que los presidentes municipales en la zona se manejan por “pactos y compromisos” con la delincuencia organizada, por lo que no se atreven a enfrentar, contradecir o desairar a los criminales.

“Podemos decir que el poder municipal está supeditado al poder delincuencial”, agregó el activista y explicó que en otras regiones hay una “paz narca” que permea a la política.

En algunas zonas hay candidatos únicos, impuestos por los criminales, el resto de los contendientes desistieron por amenazas. “Simplemente se te acercan, pacíficamente y te dan dos opciones, te bajas de la candidatura o te bajan, y ese ‘te bajan’ es que ‘te dan piso’ o, para decir en forma clara, te asesinan”, dijo uno candidato amenazado que se retiró de la contienda.

Salvador Rangel Mendoza, el obispo de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, dijo el domingo 14 de marzo que “hay municipios que se están dando a los narcotraficantes”.

Y alertó: “Por eso los obispos de Guerrero estamos en contra de que el crimen organizado financie las elecciones”.

La violencia contra los aspirantes es en especial contra aquellos que resultan ajenos a los grupos criminales. Al respecto, Wences narró que por amenazas a varios de sus candidatos, MC renunció a participar en las elecciones en 15 municipios.

Lo mismo ocurrió con el candidato de Morena al municipio de Coyuca de Catalán, Rey Hilario Serrano, quien se retiró de la contienda, pues dijo haber recibido amenazas.

Políticos guerrerenses agredidos y asesinados en este proceso electoral que va del 2020 al 2021:

21 de agosto del 2020. Herón Sarabia, quien fue candidato de Morena a la alcaldía de Arcelia, fue asesinado en Tlapehuala, región de Tierra Caliente de Guerrero.

21 de noviembre del 2020. Mario Figueroa Mundo, aspirante a alcalde de Taxco por Morena, fue atacado a tiros.

25 de noviembre del 2020. Antonio Hernández, precandidato del PRD a la presidencia municipal de Chilapa, fue asesinado a balazos en un negocio de su propiedad.

22 de diciembre del 2020. Efrén Valois, fundador de Morena y quien buscaba la candidatura a la alcaldía de Pilcaya, fue asesinado con arma de fuego.

22 de diciembre del 2020. Roberto Zapoteco Castro, ex alcalde priista de Zitlala fue agredido a tiros.

18 de febrero del 2021. Pedro Pablo Urióstegui, exalcalde de Teloloapan, fue localizado sin vida en el poblado de Pachivia, municipio de Ixcateopan de Cuauhtémoc.