Carpintero y pensionada 'vendieron' 40 mdd en equipo a Policía Federal de Peña

Los nombres de dos adultos mayores fueron usados, sin su permiso, para dar de alta a las empresas fachada ante notario
Los nombres de dos adultos mayores fueron usados, sin su permiso, para dar de alta a las empresas fachada ante notario

Carpintero y pensionada 'vendieron' 40 mdd en equipo a Policía Federal de Peña

Policía Federal.Los nombres de dos adultos mayores fueron usados, sin su permiso, para dar de alta a las empresas fachada ante notario
Cuartoscuro
2020-10-01 |13:17 Hrs.Actualización13:17 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este es un ejemplo más de corrupción 

Los nombres de un carpintero retirado y una mujer pensionada que se dedicaba a hacer limpieza fueron utilizados para dar de alta un par de empresas: Dizoal y Esrome, ambas creadas el mismo día de abril de 2017 ante el mismo notario del Estado de México y a las cuales la Policía Federal les adjudicó tres contratos por 772 millones de pesos, alrededor de 40 millones de dólares de entonces, de acuerdo con una investigación realizada por El País y Univision. 

José García Brito, carpintero retirado de 74 años vive en la colonia San Mateo, una zona vulnerable ubicada en Naucalpan, Estado de México. El trabajador aseguró que la última vez que pisó un notario fue en 2003 para hacer su testamento. 

Según el Registro Público de Comercio, García Brito fundó con una socia Comercializadora Dizoal el 4 de abril de 2017 en Chalco y un año más tarde dicha empresa ganó un contrato con la Policía Federal por 499 millones de pesos. 

Alberta Manzano, una mujer pensionada de 65 años, vive en la colonia San Rafael Chamapa, también en Naucalpan, y de acuerdo con documentos ella es socia fundadora de Servicios Esrome, empresa que en 2018 ganó dos contratos con la Policía Federal por un total de 274 millones pesos.

“Hace tres años trabajé de limpieza y en restaurantes, pero yo no tengo empresa. Yo ni zapatos he comprado, ya se están rompiendo. Ya se imagina [que] si yo tuviera una empresa... Pero, ¡qué feo trabajan con nuestros papeles!", expresó la mujer. 

Los contratos, detalla la investigación, se firmaron durante los últimos seis meses del Gobierno de Enrique Peña Nieto, y se hicieron para proveer de equipos de espionaje a la Policía Federal. 

De acuerdo con la publicado, en 2019, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló irregularidades en los contratos por sobreprecio y equipo defectuoso.

Si quieres leer la investigación completa, da click aquí