¿Cómo van los grandes proyectos de infraestructura que AMLO puso a consulta?

AMLO visitó este domingo la zona donde se ubicará el nuevo aeropuerto
AMLO visitó este domingo la zona donde se ubicará el nuevo aeropuerto

¿Cómo van los grandes proyectos de infraestructura que AMLO puso a consulta?

En Santa Lucía.AMLO visitó este domingo la zona donde se ubicará el nuevo aeropuerto
Cuartoscuro
2019-02-11 |07:50 Hrs.Actualización07:50 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estos proyectos trascenderán este sexenio

Cuando era presidente electo, Andrés Manuel López Obrador convocó a los ciudadanos a participar en dos consultas populares en las que se decidió la construcción de grandes proyectos de infraestructura.

AMLO ya encabeza el gobierno de México y así es como van el nuevo aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y el Transistmíco, además de la refinería de Dos Bocas, Tabasco.

NUEVO AEROPUERTO

En octubre pasado, cuando era mandatario electo, se realizó la primera de las consultas populares de AMLO. Los ciudadanos decidieron entre continuar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en Texcoco, u optar por la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), al norte de la CDMX. Esta última opción fue la que ganó.

El proyecto de Santa Lucía requiere que la actual Base Aérea Militar 1 sea remodelada y ampliada para albergar una terminal aérea y, además, se deben construir dos pistas para las aeronaves. Todo esto estará listo a más tardar dentro de tres años, ha prometido López Obrador.

Este nuevo aeropuerto será llamado Felipe Ángeles, en honor a un piloto que participó en la Revolución Mexicana. El presidente AMLO aseguró este domingo que la terminal será administrada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que los beneficios que se generen van a ser transferidos a esa dependencia, "tan importante para el desarrollo de nuestro país".

En el Presupuesto para 2019, el gobierno federal destinó 15 mil millones de pesos para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía. Sin embargo, expertos consultados por El Financiero estiman que se requieren 70 mil millones de pesos para completar el proyecto, que será construido por la Sedena, de acuerdo con el gobierno de AMLO.

¿Y los contratos del NAIM? Hasta finales de enero pasado, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México informó que se han liquidado 10 de los 450 contratos que se firmaron para la construcción de la terminal aérea en Texcoco. Además, se espera que este febrero se liquiden los 30 mil millones de pesos de la Fibra E, financiamiento que también se adquirió para esta obra.

LOS TRENES

A finales de noviembre pasado, a unos días de que asumiera funciones el gobierno de AMLO, se realizó la segunda consulta popular de cara al nuevo sexenio. La mayoría de participantes de ese ejercicio aprobaron la construcción del Tren Maya, el cual tendrá 15 estaciones distribuidas en cinco estados del sureste del país: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Ante las críticas por el posible impacto ambiental del proyecto, AMLO encabezó como presidente una ceremonia en Palenque, Chiapas, en donde comunidades indígenas pidieron permiso a la "madre tierra" para la construcción del tren.

Aunque el Tren Maya transitará por zonas donde ya existen vías férreas, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, admitió que la totalidad del proyecto ejecutivo estaría listo el próximo diciembre, y entonces se comenzaría a licitar.

Pons también ha detallado que la licitación del Tren Maya se hará en siete tramos, cada uno con un costo superior a los mil millones de dólares. Se prevé que el sector privado aporte el 80% de la inversión de este proyecto de infraestructura de transporte.

El gobierno de AMLO ha explicado que con este proyecto se busca detonar el crecimiento económico del sureste del país. El secretario de Turismo, Miguel Torruco, ha señalado que en cada parada del Tren Maya se buscará crear atractivos para atraer al turismo de mayor poder adquisitivo, en beneficio de las poblaciones locales.

Otro proyecto de infraestructura votado favorablemente en noviembre fue el plan para el desarrollo del Istmo de Tehuantepec. Este consiste en invertir 8 mil millones de pesos, para rehabilitar las vías del ferrocarril para carga y pasajeros, ampliar carreteras y modernizar los puertos de Salina Cruz, Oaxaca, y de Coatzacoalcos, Veracruz.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, encabezada por Javier Jiménez Espriú, informó que en la rehabilitación de las vías del ferrocarril se invertirán 645 millones de pesos, en la modernización portuaria mil 500 millones de pesos, mientras que en la modernización de la carretera que une a Salina Cruz con Coatzacoalcos se hará una inversión de 7 mil millones de pesos. 

Además se erogarán 250 millones de pesos para la modernización de la carretera Acayucan-La Ventosa y el libramiento de Matías Romero y se pondrán 120 millones de pesos en conservación.

NUEVA REFINERÍA 

Otro proyecto que fue aprobado en la consulta de noviembre fue la construcción de una refinería en Dos Bocas, Tabasco. El pasado 9 de diciembre, el presidente AMLO presentó en esa localidad el Plan Nacional de refinación y dijo que a más tardar el próximo marzo se licitarán las obras del complejo.

El mandatario aseguró que Dos Bocas tiene la mejor ubicación geográfica para albergar la nueva refinería, debido a que ahí llegan los combustibles que se extraen de Campeche.

A finales de enero pasado, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, explicó que la licitación de la refinería de Dos Bocas será "restringida", es decir, en la que no podrá participar cualquier empresa:

"Va a ser una licitación restringida porque vamos a invitar a las empresas especialistas y serias. Estamos evitando empresas internacionales que tengan antecedentes de corrupción"

«Rocío Nahle»

NUEVA CONSULTA

Este domingo, el presidente López Obrador dio a conocer que el próximo 23 y 24 de febrero, los morelenses podrán participar en una consulta popular para decidir la construcción de la planta termoeléctrica de Huexca

El tabasqueño aseguró que, en caso de ser aprobada, la planta termoeléctrica comenzará a ser operada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hasta que sea certificada por algún organismo internacional, para garantizar que no contamina el agua del estado de Morelos.

Con información de El Financiero