Ellos han sido los 'dolores de cabeza' de Peña Nieto

Estos funcionarios han puesto en aprietos al gobierno de EPN
Estos funcionarios han puesto en aprietos al gobierno de EPN

Ellos han sido los 'dolores de cabeza' de Peña Nieto

Los tropiezosEstos funcionarios han puesto en aprietos al gobierno de EPN
Especial
2017-08-02 |18:30 Hrs.Actualización13:08 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque muchos de estos dolores del cabeza del presidente, también lo han sido para los mexicanos. 

Unos fueron removidos de sus cargos y otros más han demostrado ser prácticamente intocables. Hablamos de los personajes cercanos al presidente Enrique Peña Nieto que, por sus tropiezos, le han causado varios dolores de cabeza al mandatario.  

Desde la prepotencia de la hija de un secretario hasta el escándalo de corrupción de Odebrecht, te presentamos seis funcionarios cercanos al presidente que han sido blanco de críticas y señalamientos.

Síguenos en Twitter @nacion321 

1. CASO ODEBRECHT

El caso de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht ya salpicó a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos y a quien funcionarios de la empresa brasileña acusan de recibir sobornos a cambio de contratos, según la investigación realizada por los periodistas Alejandra Xanic e Ignacio Rodríguez Reyna de Quinto Elemento Lab y que fue difundida por medios como Aristegui Noticias  y Proceso.

Lozoya Austin es uno de los personajes más cercanos al presidente Enrique Peña Nieto pues trabajó como encargado de asuntos internacionales durante su campaña electoral en 2012 y el periodo de transición de gobierno.

El exdirector de Pemex es licenciado en Economía por el ITAM y cuenta con una maestría en Desarrollo Económico y Administración Pública de la Universidad de Harvard.

 Antes de estar en la  administración pública, Lozoya Austin fue miembro del Consejo de Administración de la constructora OHL en México, además también estuvo como  analista del Banco de México y trabajó en el Foro Económico Mundial.

Esta no es la primera polémica del economista, en 2015 estuvo envuelto en otro escándalo de  corrupción debido a que se dieron a conocer un par de audios en donde José Andrés de Oyetza, presidente del Consejo de OHL México, pidió a Lozoya que lo contactara con Enrique Ochoa Reza, entonces director de  la CFE, para que OHL fuera la ganadora de un proyecto.

En esa ocasión, Petróleos Mexicanos salió en defensa de su entonces director y aseguró que Lozoya nunca ha realizado gestión a favor de empresa alguna, puesto que los contratos que suscribe se derivan de procesos transparentes y auditados por otras instancias en las que el director general no tiene intervención.

 

2. #LADYPROFECO

Uno de los primeros personajes que ocasionó malestar al presidente fue Humberto Benítez Treviño. (Bueno, en realidad, fue la hija del exfuncionario). 

¿Recuerdas a #LadyProfeco? La historia se resume así: era 26 de abril de 2013 cuando Andrea, hija del entonces titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) Humberto Benítez, no consiguó la mesa que ella quería en el restaurante Maximo Bistrot, ubicado en la Roma, por lo que amenazó con clausurar el lugar. Horas después, personal de la dependencia realizó una verificación y cerró el establecimiento. 

La información fue difundida por el diario Reforma, y el berrinche de la joven, bautizada en las redes como #LadyProfeco, generó tal indignación que un día después Benítez pidió una disculpa desde su cuenta de Twitter. 

Pero la cosa no paró ahí. El 15 de mayo el propio secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció el despido del funcionario por instrucciones directas de Peña Nieto.

Hasta ese momento, Benítez era parte del círculo cercano del presidente. Lo había acompañado desde su administración en el Estado de México como secretario de gobierno y luego colaboró como coordinador durante la campaña de Peña en 2012. 

Pero parece que la política del PRI es no dejar a ningún caído en el camino, pues en junio de 2014 el gobierno de Eruviel Ávila Villegas "rescató" a Benítez y le tomó protesta como presidente de El Colegio Mexiquense A.C., institución que fue abierta en conjunto entre el gobierno local y el Colegio de México, cargo que a la fecha ostenta.

3. EL HELICÓPTERO

Peña Nieto también tuvo que ver partir de su gobierno a su amigo y colaborador David Korenfeld. 

Este funcionario estuvo al frente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) desde el primer día del regresó del PRI a Los Pinos en 2012, pero en mayo de 2015 tuvo que renunciar a su cargo luego de ser exhibido usando un helicóptero oficial con fines personales.

Korenfeld fue exhibido por un vecino del fraccionamiento Bosque Real cuando abordaba la aeronave de la Conagua. Luego, El Universal publicó información sobre las bitácoras de vuelo de la aeronave con las que exhibió que Korenfeld lo usaba casi como "Uber".  

“Reitero siempre mi lealtad, amistad y gratitud al licenciado Enrique Peña Nieto por haberme brindado la oportunidad de ser parte de su equipo, primero del gobierno del Estado del México y desde luego en el gobierno de la República", dijo Korenfeld al momento de su salida.

Pero con todo y sus disculpas, la Secretaría de la Función Pública le impuso también una multa de 638 mil pesos al exfuncionario.

Korenfeld se mantuvo cercano a Peña Nieto desde que el presidente era gobernador del Estado de México, pues durante dicha administración exgobernador, él fungió como Secretario de Agua y Obra Pública.  

4. LA CASA EN MALINALCO Y LA VISITA DE TRUMP

Probablemente uno de los personajes más cercanos a Peña Nieto es el actual canciller, Luis Videgaray Caso, pero no por esto se salva de haber provocado dolores de cabeza al presidente.

El primero de ellos se dio en medio de la crisis que desató el escándalo de la "casa blanca" de la primera dama, Angélica Rivera, supuestamente financiada por  Higa, empresa contratista del gobierno. Después se supo que el mismo contratista habría vendido a Videgaray una propiedad en Malinalco, cuando éste era coordinador del equipo de transición del gobierno de Peña Nieto. 

Sin embargo, el hecho que llevó a Videgaray a dejar su cargo como titular de Hacienda fue la visita del magnate estadounidense Donald Trump... cuando este apenas era candidato a la Presidencia de EU. Tras la visita del empresario, las críticas le llovieron al secretario quien decidió presentar su renuncia. Luego de su salida, a Videgaray no se le consideró para otro puesto en el Gabinete.

Pero la historia dio un giro luego de que Trump ganara las elecciones en noviembre pasado y Videgaray se convirtió en el ejemplo claro de que el presidente sabe dejar pasar los tropiezos de sus cercanos, pues en enero de este año se anunció el regreso de Videgaray al gobierno federal, pero ahora como canciller.

La cercanía entre el economista y Peña Nieto comenzó desde que el hoy presidente era diputado local (2003-2004). Durante el paso de Peña por el gobierno del Estado de México, Videgaray fue su secretario de finanzas (2005-2009) y en 2012 coordinó la campaña del entonces candidato presidencial.

5. GERARDO RUIZ ESPARZA

Otro con el que el presidente ha sufrido más de un dolor, pero que se ha vuelto intocable de su gobierno, es su secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Desde el primer de día de Gobierno de Peña Nieto, Ruiz Esparza ha estado al frente de la SCT donde ha sorteado diversos escándalos. 

El más reciente y sonado fue el del socavón en el Pasó Exprés en Cuernavaca, donde murieron dos personas; sin embargo, este no es el único 'tropiezo' del funcionario, quien colabora con Peña desde 2005. 

En mayo de 2015 se difundieron a través de YouTube diversas grabaciones en las que presuntamente se escuchaba a ejecutivos de la firma OHL acordar pagar vacaciones a Ruiz Esparza a cambio de información privilegiada de licitaciones

La relación de Ruiz Esparza con Peña y las polémicas que han librado 

A las acusaciones por corrupción, se le suman la cancelación de la obra del tren de alta velocidad México-Querétaro; las críticas por supuestas anomalías en la entrega de televisores digitales para la transición digital en el país; así como como el sobrecosto en la construcción del tren México-Toluca.

6. ALFREDO CASTILLO

La actuación de Alfredo Castillo, director de la Conade, durante los juegos Olímpicos de Río 2016 debió dejarle al presidente un mal sabor de boca. Aunque no el suficiente como para remover al funcionario de su puesto.

Durante los juegos Olímpicos celebrados el año pasado en Brasil, México sólo consiguió -y con esfuerzos- cinco medallas. Mientras, Castillo se paseaba por Río de Janeiro muy bien acompañado de su novia. 

Aunque el funcionario aseguró que el viaje de la joven había sido pagado por él, nadie le perdonó estar más concentrado en su viaje romántico mientras la delegación mexicana conseguía triunfos a cuenta gotas. 

Además, El Universal también difundió que Castillo había llevado a Los Juego Olímpicos a a una masajista personal, aunque el funcionario lo desmintió.

En medio de las críticas, Castillo tuvo que regresar a México antes de la clausura de los Juegos Olímpicos y fue citado a comparecer ante la Cámara de Diputados. Sin embargo, el funcionario no fue removido de su cargo.