¿Qué enfermedades ocasiona el aire contaminado de la CDMX?

CDMX.
La capital está en contingencia ambiental
CDMX.
La capital está en contingencia ambiental

¿Qué enfermedades ocasiona el aire contaminado de la CDMX?

CDMX.La capital está en contingencia ambiental
Cuartoscuro
2019-05-14 |15:44 Hrs.Actualización15:44 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estos son los daños que causa la mala calidad del aire en la CDMX

La Comisión Ambiental de la Megalópolis anunció la mañana de este martes que se activa la Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria por partículas PM 2.5 en la Zona Metropolitana del Valle de México, por lo que se exhorta a la población a evitar actividades al aire libre y a las escuelas tomar las medidas pertinentes para proteger a los alumnos.

¿Pero qué pasa si seguimos respirando este tipo de aire contaminado? 

De acuerdo con el biólogo Pablo Sánchez Álvarez, responsable del laboratorio del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, esta es una condición totalmente extraordinaria, donde se están conjuntando dos factores: por un lado las condiciones propias de la temporada como la alta radiación solar y altas temperaturas, y en el caso de la Ciudad de México también se junta que estamos en la temporada de ozono, dijo para Nación321.

Sin embargo, el problema son las partículas PM 2.5, que son las partículas menores de un diámetro aerodinámico de 2.5 micras las cuales son generadas por los incendios forestales. 

De acuerdo con información de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las partículas PM 2.5 están conformadas por nitratos y sulfaltos originados por oxidación, aerosoles orgánicos como el persociacetil nitrato, así como hidrocarburos pilicíclicos aromáticos.

"Científicamente está demostrado que mientras más pequeña sea la particula, ingresa a regiones más profundas del sistema respiratorio. En el caso de las partículas 2.5 pueden llegar hasta el nivel de los alveólos pulmonares y generan problemas de salud ya identificados que ponen en riesgo a sectores de la población como adultos mayores y niños"

«Pablo Sánchez Álvarez»

Y las enfermedades que puede ocasionar están relacionadas con los efectos respiratorios, principalmente algunos tipos de asma. 

Las partículas suspendidas durante una contingencia ambiental, que son menores a 2.5 micras, pueden ingresar fácilmente al organismo y al torrente sanguíneo produciendo inflamación y otros daños a la salud.

El neumólogo de la UNAM, Raúl Sansores, explicó que la afectación puede ser inmediata en las vías aéreas altas (nariz y garganta) y en los pulmones causando molestias respiratorias y en los bronquios, sobre todo en personas con padecimientos como asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

En entrevista con Notimex, señaló que puede haber también un daño a corto plazo si los altos niveles de contaminación se mantienen por o dos o tres semanas, afectando la salud cardiaca y pulmonar de las personas con antecedentes de estos padecimientos.

El miembro del Sistema Nacional de Investigadores expresó que bajo ningún motivo se debe realizar ejercicio al aire libre, ya que con esa actividad se inhalan con mayor facilidad las partículas contaminantes.

La Subsecretaría de Gestión Ambiental capitalina afirma que la exposición a este tipo de particulas afecta de de manera importante el sistema cardiovascular y respiratorio.

Incluso, pueden causar la hospitalización de pacientes con enfermedad pulmonar obstructuva crónica, también conocida como EPOC, cardiovasculares y de diabetes mellitus.

Además de riesgos de infarto al miocardio, inflamación de pulmones, aumento en la incidencia de infecciones y recientemente efectos adversos en la salud de mujeres embarazadas.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana de salud ambiental sobre las partículas PM 2.5, el espectro de efectos en la salud es amplio, pero afectan en particular a los sistemas respiratorio y cardiovascular. 

"Los eventos más documentados son la mortalidad y la hospitalización de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), exacerbación de los síntomas y aumento de la necesidad de terapia en asmáticos, mortalidad y hospitalización de pacientes con enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus, aumento del riesgo de infarto al miocardio, inflamación de las vías respiratorias, inflamación sistémica, disfunción endotelial y vascular, desarrollo de aterosclerosis, aumento en la incidencia de infecciones y cáncer de pulmón"

«Norma Oficial Mexicana»

Específicamente sobre las partículas PM 2.5, el documento detalla lo siguiente: "Las PM2.5 están formadas primordialmente por gases y por material proveniente de la combustión, una gran proporción de esta fracción, son secundarias. Se depositan fundamentalmente en la región traqueobronquial (tráquea hasta bronquiolo terminal), aunque pueden ingresar a los alvéolos". 

De acuerdo con el documento oficial, la exposición a largo plazo a niveles altos de PM 2.5 "se asocia significativamente a hospitalizaciones por neumonía adquirida". También, "la exposición a PM 2.5 produce cambios en la variabilidad de la frecuencia cardíaca", donde las personas hipertensas pueden sufrir mayores riesgos. 

El documento de la NOM señala que existe evidencia de que las partículas alteran la actividad de enzimas antioxidantes, favoreciendo el estado de estrés oxidativo que daña a biomoléculas como ADN, lípidos y proteínas. 

Estudios realizados en la Ciudad de México y otras áreas metropolitanas del país indican que el incremento en las concentraciones de PM10 y PM2.5 "está asociado a un aumento en las visitas a urgencias por asma y con un aumento en las consultas por infecciones de vías respiratorias altas y bajas".