Te presentamos a 7 mujeres que nos dieron patria

Seguramente no te hablaron mucho de ellas en la escuela, pero aquí te contamos por qué son unas heroínas
Seguramente no te hablaron mucho de ellas en la escuela, pero aquí te contamos por qué son unas heroínas

Te presentamos a 7 mujeres que nos dieron patria

Las mujeres que nos dieron patria.Seguramente no te hablaron mucho de ellas en la escuela, pero aquí te contamos por qué son unas heroínas
Especial.
2020-09-15 |17:52 Hrs.Actualización17:52 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el papel de las mujeres fue clave para que México lograra ser un país independiente

Cuando hablamos de los héroes que nos dieron patria, seguramente a tu cabeza vienen los nombres de Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón, Ignacio Allende, entre otros; sin embargo, poco (o nada) se habla de las heroínas que contribuyeron a que México fuese un país independiente. 

Te presentamos a siete mujeres que planearon, pelearon y financiaron la lucha de la Independencia. 

MARIANA RODRÍGUEZ DEL TORO

Esta mujer nació en la ciudad de México en 1775 y perteneció a la aristocracia del país. 

Con tan solo 20 años de edad, en 1795 contrajo matrimonio con el empresario Miguel Lazarin y Lazo de la Vega. En casa de los Lazarin se celebraron reuniones en donde se discutían los libros venidos de Europa, en las cuales se hablaba de la situación económica, social y política del país, así como los planes de las primeras conspiraciones. Ambos simpatizaban con la causa de los insurgentes. 

Ella perteneció al grupo conspirador en donde estuvo Ignacio Allende y promovió las ideas independentistas entre otras mujeres. 

Rodríguez del Toro apoyó con ayuda económica e información sobre los realistas que consiguió a través de una red de mujeres humildes.

En 1811, en una reunión, propuso crear un plan para detener al virrey Francisco Venegas y conseguir la libertad del cura Hidalgo; sin embargo, sus planes fueron descubiertos. 

El 29 de abril de 1811, ella y su esposo fueron aprehendidos y sometidos a tortura. Ambos fueron liberados en diciembre de 1820 y meses después, en 1821, Mariana murió. 

JOSEFA ORTIZ DE DOMÍNGUEZ 

Josefa Ortiz Téllez Girón, mejor conocida como Josefa Ortiz de Domínguez, nació en 1768 en el seno de una familia de clase alta. Fue educada en el Colegio de las Vizcaínas de la Ciudad de México. 

Fue esposa del funcionario Miguel Domínguez, quien en 1802 asumió el cargo de corregidor de la ciudad de Querétaro. En su casa, se realizaron reuniones conocidas como la “conspiración de Querétaro” a las que asistían abogados, comerciantes, políticos, militares y clérigos y en las cuales se planeó un movimiento que buscaba establecer en la Nueva España un gobierno independiente. 

Cuando estos planes fueron descubiertos, Josefa Ortiz dio aviso y gracias a ello pudo ser advertido el cura Miguel Hidalgo, quien convocó al pueblo de Dolores, Guanajuato, a levantarse en armas. 

LEONA VICARIO

Fue una de las primeras mujeres periodistas mexicanas. Durante la guerra de Independencia se dedicó a informar a los insurgentes de todos los movimientos que podían interesarles. Desde la Ciudad de México ella les avisaba de lo que ocurría ahí y les ayudó con algunos bienes.

Vicario fue una mujer aguerrida, que vivió el presidio y la persecución. Fue parte de las huestes del general José María Morelos y Pavón. Al final de su vida se estableció en Toluca, donde falleció a los 53 años.

Este 2020 fue declarado como el año de Leona Vicario por el gobierno mexicano. Por lo que toda la documentación oficial del gobierno federal ha llevado impresa la siguiente leyenda: "2020, Año de Leonora Vicario, Benemérita Madre de la Patria".

MARÍA TOMASA ESTÉVEZ Y SALAS 

Este mujer nació el 27 de febrero de 1778 en la villa de Salamanca, Guanajuato. 

Estévez y Salas se unió al movimiento insurgente pocos días después de su inicio. Tras la muerte de su esposo, en 1810, a manos del ejército realista, esta heroína mexicana se presentó ante el cura Hidalgo convirtiéndose en una aliada y auxiliar de la insurgencia. Planeó y encabezó una emboscada en contra de los colonistas. 

Además, brindo su apoyo a favor de los enfermos y heridos del ejército rebelde, conseguió información confidencial del ejército realista e integró el primer frente insurgente en Salamanca, junto con Andrés Delgado, Albino García Ramos y el cura Rafael Garcilita.

En 1814 fue condenada a muerte por Agustín de Iturbide, quien ordenó su fusilamiento, pues “había seducido a las tropas sacando fruto de su bella figura”. 

JUANA BARRAGÁN

Nació en 1780 en Coyuca de Catalán, Guerrero.

De estrato humilde, Juana Barragán decidió involucrarse en el enfrentamiento después de encontrar los cuerpos de sus familiares colgados de un árbol. Esto la motivó a tomar el poco dinero que sus padres habían dejado, organizó y dirigió a un grupo de campesinos y abandonó su hogar para unirse a las tropas del general José María Morelos y Pavón.

Tuvo destacado papel en el Sitio de Cuautla, en 1812, pues fue quien notificó a Morelos que el ejército de Calleja se aproximaba, y se enfrentó con los realistas; esto hizo que Morelos la designara para la defensa de los lugares de mayor riesgo y responsabilidad. 

"La Barragana" encabezó varias acciones en batalla y gozó de gran apoyo popular en su estado natal. Murió en 1820 poco antes de la consumación de la Independencia.

MARÍA MANUELA MEDINA 

Esta mujer nació en Taxco, Guerrero, en 1780. Perteneció a una familia indígena natural y no tuvo educación escolar pues se dedicó a las labores del hogar. 

Sin embargo, tras enterarse del Grito de Dolores, abandonó su pueblo y viajó más de 500 kilómetros para unirse a las filas de combate de José María Morelos y Pavón, con quien combatió en la ocupación del puerto de Acapulco, consumado el 13 de abril de 1813, y en la rendición del castillo de San Diego (fortaleza acapulqueña) logrado el 20 de agosto de 1813.

En este mismo año, recibió el grado militar de capitana, siendo conocida como tal. 

Murió el 2 de marzo de 1822 en Texcoco a causa de una herida que recibió en la lucha armada. 

GERTRUDIS BOCANEGRA

Bocanegra nació en 1765, en Pátzcuaro, Michoacán, y procedía de una familia española dedicada al comercio. 

Pedro Advincula Lazo de la Vega y José Manuel Nicolás se unieron a las fuerzas rebeldes y murieron en batalla; la tragedia no frenó a esta mujer, quien se incorporó a los insurgentes. 

Apoyó con dinero, víveres y pertrechos de guerra, además de que facilitó su casa para que llevaran a cabo reuniones los partidarios del movimiento. Fue fusilada en octubre de 1817.

Con información del Instituto Nacional de Antropología e Historia.