VIDEO: El día en que la policía descalabró a Andrés Manuel López Obrador

Herido.
AMLO resultó lesionado durante una manifestación pacífica en Tabasco
Herido.
AMLO resultó lesionado durante una manifestación pacífica en Tabasco

VIDEO: El día en que la policía descalabró a Andrés Manuel López Obrador

Herido.AMLO resultó lesionado durante una manifestación pacífica en Tabasco
Especial
2019-03-12 |06:19 Hrs.Actualización06:19 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estas imágenes son poco conocidas por los mexicanos

Esta es la historia del día en que el ahora presidente de México fue descalabrado por un golpe de la policía.

Andrés Manuel López Obrador canta el himno nacional mexicano junto a un centenar de personas. Es el 7 de febrero de 1996 en un tramo carretero ubicado en la comunidad indígena de Huatalca, en Nacajuca, Tabasco. Este camino conduce al campo petrolero Zen, uno de los más productivos de la región.

López Obrador y las personas están bloqueando la carretera mientras muestran el signo de victoria; cuando terminan, los policías armados con escudos y toletes avanzan sobre el grupo de manifestantes, a quienes golpean. En cuestión de minutos el tramo carretero es despejado.

La acción policial arroja varios heridos, entre ellos el futuro presidente de México, quién tiene manchas de sangre en su camisa producto de una cabeza descalabrada.

Un grupo de reporteros que cubre el hecho se acerca con AMLO y le preguntan:

—"¿No hubo algún intento de diálogo con usted por parte de los encargados del operativo?".

—"Sí, pero no entendieron", alcanza a responder López Obrador.

—"¿Quién dio la orden, señor?", le pregunta una periodista.

—"Los tres mandos: el Ejército, la Procuraduría y la Policía", contesta López Obrador.


Los elementos de seguridad continúan despejando la carretera y golpean a los manifestantes encabezados por el actual presidente de México. 


Y la imagen del político ensangrentado quedó plasmada para la historia cuando la revista Proceso la puso como su portada del número 1006, publicada el 12 de febrero de 1996.

"Tabasco, un estado sin ley", dice esa portada del semanario.

LA VERSIÓN DE AMLO

En un texto que Andrés Manuel López Obrador escribió para el documental Esto Soy, el propio presidente de México narró los hechos en los que fue descalabrado.

"De esa época también es el episodio en el que me abrieron la cabeza, con un macanazo, en una de las tantas acciones que hemos llevado a cabo en defensa del petróleo. Por los caminos de las comunidades pasaban las empresas contratistas de Pemex hacia los pozos petroleros, de donde se producen, desde hace años, miles de barriles diarios. En ese tiempo, como ahora, no dejaban ningún beneficio a las comunidades; por el contrario, contaminaban las tierras, el aire y el agua. Aquí se aplica aquello de que estado petrolero con pueblo sin dinero o estado rico con pueblo pobre", escribió AMLO.

El presidente agregó que decidió protestar pacíficamente, impidiendo que transitaran los vehículos de las compañías petroleras por los caminos de las comunidades. La respuesta del gobierno fue la movilización del Ejército y la Policía Judicial Federal, recordó López Obrador.

"Me tocó llegar a uno de esos caminos bloqueados, en el preciso momento en el que estaban frente a frente 500 militares y como mil chontales. Es un bordo o terraplén rodeado de pantano y tan angosto que literalmente no hay para dónde hacerse. Al verme la gente se alegró y me puse hasta adelante. Ingenuamente le pedí a quien comandaba el operativo que me presentara una orden judicial. Como no hubo respuesta nos pusimos a cantar el Himno Nacional y al terminar, desde los helicópteros -donde estaban los jefes del Cisen- se dio la orden de avanzar con escudos y macanas sobre nosotros", escribió AMLO.

"A mí me tocó un garrotazo, pero salí de la refriega con la dignidad en alto, y no fue en vano: algo se logró. Después de esto el gobierno volteó a ver a las comunidades, desarrolló algunos programas de ayuda- si bien transitorios- y Zedillo no pudo modificar la Constitución para entregar la petroquímica", agregó.

CONTEXTO

El 29 de enero de 1996, Andrés Manuel López Obrador, en ese entonces excandidato del PRD al Gobierno de Tabasco, encabezó bloqueos a instalaciones petroleras del estado con la intención de exigir indemnizaciones a más de 40 mil campesinos y pescadores afectados por las actividades Pemex, de acuerdo con un reporte de Proceso.

Luego de varios días de manifestaciones, el 7 de febrero de 1996, el gobierno federal y estatal, apoyados por las fuerzas federales, recurrieron al uso de la fuerza para despejar el bloqueo. Más de 200 personas fueron encarceladas.

De hecho, el 9 de febrero de 1996, la Procuraduría General de la República (PGR) ejerció acción penal contra López Obrador al encontrarlo presunto responsable por la comisión de los delitos: daño en propiedad ajena, sabotaje, conspiración contra el consumo y las riquezas nacionales, asociación delictuosa y oposición a que se ejecute alguna obra o trabajo público, de acuerdo con un reportaje que publicó el periódico La Crónica el 24 de mayo de 2004. 

"En conferencia de prensa celebrada en la Ciudad de México el 9 de febrero de 1996, el entonces director general de Pemex, Adrián Lajous Vargas, aseguró que por cada día que los perredistas, encabezados por López Obrador, mantenían bloqueados los pozos petroleros, se registraban pérdidas por 5.4 millones de pesos", citó La Crónica.

Como consecuencia de la resistencia civil promovida por AMLO, la Secretaría de Gobernación instaló una mesa de coyuntura en donde se negoció la terminación de los bloqueos a pozos petroleros y a carreteras. Las órdenes de aprehensión contra Andrés Manuel López Obrador y otros dirigentes del PRD no fueron obsequiadas por el juez de la causa.

Después de este hecho, López Obrador contendió por la presidencia nacional del PRD (en abril de 1996), cargo que ganó y ocupó hasta el 10 de abril de 1999. Para el 2000 contendió por la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, cargo que ganó y desde el cual logró un apoyo popular suficiente para ser candidato presidencial en 2006.

Aunque perdió, AMLO se volvió desde entonces en el líder de oposición en México y contendió nuevamente por la Presidencia en 2012. Volvió a perder, pero su perseverancia hizo que finalmente ganara el puesto en las elecciones presidenciales de 2018, con más de 30 millones de votos como respaldo.