TODO lo que debes saber sobre la vacuna contra COVID-19 de Rusia

El presidente utin aseguró que la vacuna es tan segura que una de sus hijas ya la probó
El presidente utin aseguró que la vacuna es tan segura que una de sus hijas ya la probó

TODO lo que debes saber sobre la vacuna contra COVID-19 de Rusia

La vacuna.El presidente utin aseguró que la vacuna es tan segura que una de sus hijas ya la probó
Especial
2020-08-11 |13:19 Hrs.Actualización13:19 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el anuncio del gobierno ruso provocó esperanza, pero también muchas dudas

Rusia anunció este martes que registró su vacuna contra el COVID-19, siendo la primera nación en lograr este objetivo a nivel mundial.

“Hasta donde sé, esta mañana se registró la primera vacuna contra la nueva infección por coronavirus en el mundo”, indicó el presidente ruso, Vladimir Putin, en una reunión televisada del Gobierno.

La viceprimera ministra rusa, Tatyana Golikova, comentó que la vacunación de los médicos podría comenzar este mes. Las autoridades rusas han dicho que los trabajadores médicos, maestros y otros grupos de riesgo serán los primeros en ser vacunados.

Según los funcionarios, la producción a gran escala de la vacuna comenzará en septiembre y la vacunación masiva puede comenzar en octubre.

Sin embargo, aunque el anuncio generó esperanza a nivel mundial, aún quedan muchas dudas sobre estas dosis y cómo fueron elaboradas. Por ello, resolvemos cinco preguntas que probablemente tanto tú como nosotros nos hemos hecho sobre este tema.

¿QUIÉN LA HIZO?

Esta vacuna fue realizada por el Instituto Gamaleya de Moscú y el Fondo de Inversión Directa de Rusia. En las primeras etapas participó la Universidad de Sechenov, con el fin de apoyar en la realización de pruebas.

TECNOLOGÍA QUE USARON

La vacuna desarrollada usa un virus diferente, el adenovirus común que causa el resfriado, el cual ha sido modificado para transportar genes para la proteína de 'pico' que recubre el coronavirus, como una forma de preparar al cuerpo para reconocer si aparece una verdadera infección por COVID-19.

Ese método es similar a las dosis que están desarrollando CanSino Biologics, de China ,y la Universidad de Oxford y AstraZeneca, de Reino Unido.

LAS FASES DE PRUEBA

Se realizaron dos. El 1 de agosto, sus participantes indicaron que se había concluido el periodo de testeo clínico.

Sin embargo, aún continúa la Fase 3 de los exámenes, la cual comenzará a realizarse esta semana en Rusia, Arabia Saudita, Filipinas, Brasil y los Emiratos Árabes Unidos.

LOS INVOLUCRADOS

Naciones como Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos han 'abierto' la puerta para colaborar en las pruebas de estas dosis.

Sin embargo, también ha recibido la vacuna experimental personal del Ejército ruso y, como reportó Bloomberg en julio, decenas de personas que conforman la élite empresarial y política de Rusia también participaron en el ejercicio durante abril.

Este martes, Putin anunció que una de sus hijas también se aplicó la dosis generada por el Instituto Gamaleya de Moscú y el Fondo de Inversión Directa de Rusia.

LAS DUDAS

Científicos de Rusia y otros países 'encendieron las alarmas', diciendo que apresurarse a ofrecer la vacuna antes de los ensayos de Fase 3, que normalmente duran meses e involucran a decenas de miles de personas, podría ser contraproducente.

"La aprobación acelerada no convertirá a Rusia en el líder en la carrera (de la vacuna), solo expondrá a los consumidores de la vacuna a un peligro innecesario", expuso la Asociación de Organizaciones de Ensayos Clínicos de Rusia.

Nunca se han desarrollado vacunas para ningún coronavirus, incluidos el SARS y el MERS, y las nuevas inmunizaciones suelen tardar años en desarrollarse.

"El daño colateral por la liberación de cualquier vacuna que sea menos que segura y efectiva exacerbaría nuestros problemas actuales de manera insuperable", aseguró el profesor de inmunología del Imperial College de Londres, Danny Altmann, en un comunicado.

A nivel mundial, hay 20 millones 130 mil 206 casos confirmados de SARS-COV-2 y 737 mil 394 decesos, según la Universidad Johns Hopkins.

Con información de AP y Bloomberg.