Merkel: Alemania está en su tercera ola de COVID-19

Alemania se encuentra evaluando reaperturas, pero enfrenta un tercera ola del virus
Alemania se encuentra evaluando reaperturas, pero enfrenta un tercera ola del virus

Merkel: Alemania está en su tercera ola de COVID-19

En crisis.Alemania se encuentra evaluando reaperturas, pero enfrenta un tercera ola del virus
Shutterstock.com
2021-02-23 |16:15 Hrs.Actualización16:15 Hrs.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió que el país europeo se encuentra en medio de una tercera ola de COVID-19, y que las medidas para reabrir las escuelas y las empresas deben considerarse con precaución mientras se debate cómo salir del confinamiento y aliviar su débil economía.

El fin de las restricciones sociales debe ir acompañado de más pruebas y vacunas contra COVID, dijo Merkel a los legisladores del bloque conservador liderado por la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

La canciller alertó que la variante británica del virus ya se está extendiendo en Alemania, lo que amenaza el éxito de los esfuerzos de contención del virus en el país.

Helge Braun, jefe de gabinete de Merkel, comentó a los legisladores que la mutación del virus podría conducir rápidamente a un aumento de las nuevas infecciones, con la llamada tasa de incidencia -una medida clave para los casos diarios confirmados- aumentando hasta 800. La tasa de incidencia media en Alemania es actualmente de 60, según datos del Instituto Robert Koch, y Merkel ha fijado una tasa de 50 como mínimo para levantar ciertas restricciones, con la posibilidad de que se suavicen más restricciones con una tasa inferior a 35.

Los funcionarios federales y estatales han propuesto diversos planes para salir del actual bloqueo, lo que ha provocado cierta confusión sobre la gestión de la pandemia. El ministro de Sanidad, Jens Spahn, se vio obligado a abandonar un plan para ofrecer pruebas gratuitas a partir de marzo, ante la oposición de los dirigentes estatales. Merkel discutirá las estrategias de las pruebas en su próxima reunión con esos funcionarios el 3 de marzo.

Eso no ha impedido que los funcionarios de los estados presenten sus propias propuestas. Daniel Guenther, el primer ministro de la CDU en el estado alemán Schleswig-Holstein, ha pedido un programa de cuatro fases de reapertura de comercios y restaurantes en las regiones con una tasa de incidencia inferior a 50, mientras que la socialdemócrata Malu Dreyer, que dirige Renania-Palatinado y se enfrenta a las elecciones del 14 de marzo, tiene un plan distinto basado en el número de nuevas infecciones, pruebas y vacunaciones.

Markus Soeder, líder de Baviera y jefe del partido Unión Socialcristiana (CSU), que también se considera un posible sucesor de Merkel, ha advertido del peligro de las mutaciones del virus y ha pedido que se mantenga la estricta política de bloqueo de la canciller.

El líder de la CSU, Alexander Dobrindt, ha propuesto un certificado digital para que los ciudadanos vacunados puedan circular libremente, aunque dijo este martes que el país necesita volver a la normalidad incluso antes de que se complete su programa de vacunación.

Y el ministro de Economía, Peter Altmaier, está trabajando en su propio plan destinado a ayudar a las empresas.

El jefe de gabinete Braun se reunió este martes con funcionarios estatales para tratar de encontrar un consenso entre los planes que compiten entre sí, y se espera que Merkel acabe mediando.

"La gente espera que tengamos una estrategia de apertura a largo plazo, aunque esta pandemia hace casi imposible desarrollarla", dijo un funcionario del partido.