Supremacista blanco, el atacante del tiroteo en El Paso, Texas

Identificado.
Patrick Crusius fue detenido por la policía de El Paso y podría enfrentar la pena de muerte
Identificado.
Patrick Crusius fue detenido por la policía de El Paso y podría enfrentar la pena de muerte

Supremacista blanco, el atacante del tiroteo en El Paso, Texas

Identificado.Patrick Crusius fue detenido por la policía de El Paso y podría enfrentar la pena de muerte
AP
2019-08-05 |11:56 Hrs.Actualización11:56 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este individuo representa lo peor del odio y el racismo en Estados Unidos

"Yo simplemente estoy defendiendo a mi país del reemplazo cultural y étnico traído por una invasión” hispana.

Con esas palabras Patrick Crusius, un joven de 21 años de Allen, Texas, justificó la masacre que llevó a cabo el sábado en un Walmart de El Paso, Texas. La agresión dejó 22 muertos (incluyendo ocho mexicanos) y docenas heridos.

Unos 20 minutos antes de que comenzara el tiroteo, un largo manifiesto fue publicado en un foro en línea declarando que la masacre era en respuesta a la “invasión” de hispanos que cruzaban por la frontera sur.

Bajo el título de “La verdad incómoda”, Crusius arremetía contra los peligros de la inmigración en masa y advertía que a la larga los hispanos se apoderarán de la economía y el gobierno. El autor argumentaba que atacar objetivos de “baja seguridad” era una manera de “luchar para recuperar a mi país de la destrucción”. El joven argumentó que no era un supremacista blanco, aunque admitió que los medios de comunicación lo iban a catalogar como tal.

Los investigadores creen cada vez más que son las palabras del sospechoso Patrick Crusius, quien se entregó a las autoridades poco después de la masacre del sábado.

El hecho será investigado como un caso de terrorismo interno, informaron el domingo las autoridades federales mientras sopesan la posibilidad de presentar cargos por crímenes de odio que podrían conllevar la pena de muerte. Un fiscal local anunció que presentaría cargos de asesinato capital, y declaró que el agresor “perdió el derecho a seguir entre nosotros”.

¿QUIÉN ERA?

Patrick Crusius es un joven de 21 años originario de Allen, una ciudad ubicada a unas 10 horas de El Paso. Allen es mejor conocida por ser la ciudad donde se encontraba el antiguo estadio de los Cowboys de Dallas, el Texas Stadium; el recinto deportivo fue usado hasta 2009.

CBC News reportó que Crusius ya había tenido problemas con la ley. En 2014, la Policía de Allen reportó que había huido de las autoridades por una falta de tránsito, y en 2016 fue multado por un accidente vial menor. 

Hace unos meses, el joven llamó a las autoridades porque había sonado la alarma de su casa, pero los policías reportaron que el incidente fue una falsa alarma.


Patrick Crusius acudió a la preparatoria Plano High School y se graduó en 2017; en el libro de recuerdos de su preparatoria, Patrick habló sobre su interés en ser policía.

Hasta hace unos meses, el hombre acudió a la universidad en Colin College, Spring Creek Campus, ubicado en Plano, Texas.

En 2015, Crusius escribió en LinkedIn: “En realidad no estoy motivado a hacer nada más que lo que es necesario para salir adelante. El trabajo en general apesta, pero creo que una carrera en el diseño de programas informáticos estaría bien para mí. Paso unas ocho horas diarias frente a la computadora así que supongo que eso cuenta como experiencia tecnológica... Con toda seguridad, creo que veré lo que las carreras de tecnología me pueden ofrecer; iré a donde el viento me lleve".

Patrick trabajó como cajero en un centro comercial de Plano y vivía con sus abuelos.

"Él siempre caminaba solo, no se veía como alguien que tuviera muchos amigos, siempre se sentaba hasta el fondo", le dijo Daniel Ha a la televisora WFAA; Daniel era uno de los compañeros de generación de Patrick Crusius.


¿POR QUÉ LO HIZO?

Lo que sigue siendo un misterio es el motivo por el que Crusius eligió El Paso, una ciudad que ha estado frecuentemente en el centro del debate migratorio, y un centro comercial ubicado a tan sólo 8 kilómetros de la frontera con México. 

El lugar se encuentra a 10 horas por carretera de donde vivía y a un mundo de distancia de la vida que llevaba en un frondoso suburbio de clase media alta en la zona metropolitana de Dallas.

En videos de seguridad puede apreciarse al delgado joven ingresando por la puerta principal del Walmart vestido con una camiseta negra y un pantalón kaki, portando un fusil AK-47 con un cargador de capacidad aumentada. 

De acuerdo con los testigos, recorrió pasillo por pasillo de una tienda repleta de personas que se abastecían para el regreso a clases.

"Él disparó en ocho ocasiones a las personas que estaban cerca. Yo me hice la muerta. Él no estaba agitado, parecía la persona más calmada del mundo, no dijo nada, solo actúa con odio y enojo", le dijo a los medios Maribel Latin, una de las personas heridas por Crusius.


"EL GRAN REEMPLAZO"

La primera frase del manifiesto de Patrick Crusius publicado en el foro 8chan expresaba apoyo al hombre acusado de asesinar a 51 personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda en marzo pasado, después de que difundió un documento de 74 páginas en el que promovía una teoría popular entre los supremacistas blancos llamada “el gran reemplazo”. 

Esa teoría, promovida por el escritor francés Renaud Camus, arguye que existe una conspiración entre las élites para reemplazar a los blancos con inmigrantes de distintas razas en Europa y el resto del mundo.

El manifiesto del sábado habla de una “invasión hispana de Texas”. “Ellos son los instigadores, no yo”, se lee. “Yo simplemente estoy defendiendo a mi país del reemplazo cultural y étnico traído por una invasión”.

Aunque una cuenta de Twitter que aparentemente pertenecía a Crusius incluía mensajes a favor del plan del presidente Donald Trump por construir más barreras fronterizas, el autor del manifiesto en línea señala que sus posturas raciales preceden a la campaña del mandatario y que cualquier intento por culpar a Trump de los actos del autor eran “noticias falsas”.

De cualquier forma, parte del lenguaje que se incluye en el documento repite las propias palabras del presidente, describiendo a los migrantes hispanos como invasores que se apoderan de los empleos en Estados Unidos y diciendo que “hay que enviarlos de regreso” a sus países. 

Aunque el autor rechaza ser un supremacista blanco, el manifiesto asegura que la “mezcla de razas” está destruyendo al país y recomienda dividirlo en territorios de acuerdo a su raza.

Con información de AP

AHORA VE: