La importancia de llamarse influencer

Futuros líderes de opinión.
Edson, Harold y Gerardo, son parte de la nueva generación de líderes digitales
Futuros líderes de opinión.
Edson, Harold y Gerardo, son parte de la nueva generación de líderes digitales

La importancia de llamarse influencer

Futuros líderes de opinión.Edson, Harold y Gerardo, son parte de la nueva generación de líderes digitales
Cuartoscuro
2019-07-06 |10:10 Hrs.Actualización10:10 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el mundo está evolucionando gracias a internet y estos jóvenes supieron cómo capitalizarlo 

Crear contenido por internet parece cosa fácil: un smartphone, abrir una cuenta en alguna red social de moda y empezar a platicar con la cámara; sin embargo, el camino para convertirte en un verdadero influencer es largo, lleno de trolls y muchas veces los resultados no son inmediatos.

Esta es la historia de tres jóvenes creadores de contenido multimedia que ya la están rompiendo en el mundo de internet.

EL PODER DE SER INFLUENCER

Harold (Haroldhuerta) tiene 104 mil seguidores en Instagram, Edson (Edson_gonzalz) 93 mil y Gerardo (gerardogrossi) 55 mil, son líderes digitales y en ocasiones pueden posicionar o destruir una marca con un post. Hacen videos, se divierten y ganan dinero.

“Siempre estuve enfrente de cámaras haciendo motocross free style, de ahí fui a dar entrevistas y empecé a crear contenido de lo que a mí me gusta; los autos, las motos”, dice Harold, quien, en uno de sus videos muestra cómo se maquilla una chica mientras él conduce un Ferrari 360 spider color rojo sobre la carretera México-Cuernavaca.

Edson González tiene 288 mil 410 suscriptores en su cuenta de YouTube “No Rules”. Se graba en una cocina mientras prepara un helado con Fourloko, o mientras realiza el cover de alguna canción de Sebastián Yatra.

Gerardo Grossi tiene un podcast de sexualidad llamado En cuatro, nombre que se le dio por la posición sexual y porque son tres conductores y un invitado. Su programa se escucha en Spotify y Apple Music, en redes sociales cuenta su día a día.

Edson, Harold y Gerardo forman parte de los cerca de 40 mil creadores de contenido digital en México, de acuerdo con Deep Social Data.

Son apenas un botón de muestra de los miles de internautas que sacuden un mercado superior a los 15 millones de dólares anuales solo en México, según el Estudio de Inversión en Comunicación en Internet, elaborado por IAB México y la Asociación Mexicana de Agencias de Promociones, cifra con la que coincide el portal de datos de mercado, Statista.

UNA GRAN RESPONSABILIDAD

Estos líderes digitales, mejor conocidos como influencers, accedieron a charlar con El Financiero Bloomberg sobre su trabajo y la responsabilidad que implica hablarle a 100 mil personas a través de un post, lidiar con haters y celebrar con fans. No cabe duda de que aman lo que hacen.

 “Yo creo que hoy en día estar metido en el mundo digital sí te permite trabajar en esto. Tienes que irlo potencializando, yo tengo 104 mil seguidores, creo que el reto está en hacerlo de manera profesional para poder vivir de esto", afirma Harold.

 “Hablarle a 55 mil personas o a una, que las cosas que salgan de tu boca sí impactan, y mi sueño –dice- es inspirar a la gente, no que me hagan caso, ni que hagan lo miso que yo, inspirar para que se detone una chispa en ello, si Harold pudo hacer esto, yo también puedo.”

 Aunque su futuro como influencer es incierto asegura que todavía no se descubren los límites que tiene el internet.

 “Apenas se les está dando la importancia, somos personas que influyen de manera directa, creo que llevamos tiempo dando gritos en redes sociales, lo hablo personalmente, todavía no se descubren los límites del internet, mañana pasa algo y te haces viral. Y el Internet tiene esa bondad, te muestra cosas y el límite todavía no lo palpas”.

Gerardo Grossi, quien asegura mostrar apenas el 10% de su vida en las redes, cree que a veces se mal interpreta porque aunque trata de subir lo mejor, pretende que sea con un mensaje positivo para la audiencia y no a todos les parece.

“Cada día vas conociendo cosas nuevas y cada día vas migrando a nuevas plataformas, algo que nos ayuda es que somos creadores de contenido de plataformas, podemos tener un programa de televisión o en YouTube”.

La aspiración de Edson es más ambiciosa, pero no inalcanzable. Justin Bieber ya lo logró. Quiere grabar un disco y tiene claro que como influencer, en algún momento, tendrá que evolucionar a otros mercados.

“A mi me gustaría hacer muchas cosas, como dedicarme a la música, pero no tengo la fuerza en redes para decir me voy a lanzar como cantante, muchos creadores buscamos migrar, algunos tienen un programa de radio, otros escriben libros, pero yo creo que en algún punto tocará evolucionar”, comenta.

 ESCUELA PARA SER INFLUENCER

Los tres, además de usar un smartphone para crear sus contenidos y ser parte de la generación ‘centennial’, tienen algo en común: asistieron a la Eliot Academy, una escuela que aunque no cuenta con certificado de la Secretaria de Educación Pública, sí tiene un plan de estudios que les ofrece consejos prácticos para hacer que sus publicaciones en redes sociales tengan mayor impacto, o bien, monetizar sus post.

Eliot Academy forma parte de Eliot Channel, uno de los canales digitales más importantes en Latinoamérica con casi tres millones de suscriptores en su canal de Youtube. El responsable es Diego Plaza.

“Hoy un líder digital sabe y entiende que su potencial de influencia es un potencial empresarial, ves líderes que tienen monetización por redes, sus marcas propias de ropa, restaurantes, centros de bienestar, un líder digital que comienza a ver esa influencia como un activo capitalizable en otras líneas de negocio”, dice el director de esta academia.

“Hay una forma en la que podemos aportar y desarrollar para mejorar o fortalecer la industria, más allá de lo que hagamos como ‘players’ de la industria con Eliot Media, con Eliot Awards, con Eliot Channel; surge de darnos cuenta que hay una gran oportunidad de jóvenes que necesitan mejores herramientas en el mundo digital”.

Eliot Academy no solo les da clases a los generadores de contenido, también enseña a las marcas y a sus publicistas a conocer el valor de contar con líderes digitales y a realizar campañas dentro de un ecosistema digital.

Según datos de IAB Mexico, el marketing de influencers registró un crecimiento del 34% en la inversión de estrategias con influenciadores en 2018.

“En esos Workshops estamos dando conocimiento a directores de mercadotecnia, a Brand managgers, digitales Chief marketing officers que quieren entender este ecosistema”, explica Diego Plaza.