10 razones para votar este 1 de julio

El 1 de julio.
Habremos de tomar una decisión que impactará a más de 120 millones de mexicanas y mexicanos.
El 1 de julio.
Habremos de tomar una decisión que impactará a más de 120 millones de mexicanas y mexicanos.

10 razones para votar este 1 de julio

El 1 de julio.Habremos de tomar una decisión que impactará a más de 120 millones de mexicanas y mexicanos.
Cuartoscuro
Giovanni Hernández
Abogado especialista en materia electoral. Miembro titular de la Sociedad Mexicana de Estudios Electorales (SOMEE)
2018-06-29 |15:08 Hrs.Actualización15:10 Hrs.


NOTA EDITORIAL

Nación321 quiere conocer y dar a conocer qué piensan los jóvenes en México. Con este fin abrimos NUEVAS IDEAS, un espacio para que los ciudadanos escriban sus puntos de vista sobre la realidad que vive nuestro país. Hoy escribe Giovanni Hernández 

El domingo estamos llamados a las urnas más de 89 millones de mexicanos. Quienes asistamos a esta cita habremos de tomar una decisión que impactará a más de 120 millones de mexicanas y mexicanos. Presentes y futuras generaciones vivirán un sexenio de lo que decidamos el 1° de julio. 

Es cierto, México y el mundo está molesto con la democracia y, sobre todo, con los gobiernos emanados de ella. Pero, esa es una fórmula que no es propia de dicha forma de gobierno. 

La democracia es la menos culpable de que quien resulte electo, cometa actos de corrupción y se beneficie del gobierno. Una de las formas de manifestar nuestro descontento es asistir a las urnas y votar. Aquí 10 razones para sufragar:

                                                                                                              Foto: Cuartoscuro

1.- Obligación constitucional. Es un derecho humano de naturaleza política y también una obligación constitucional - artículo 36 -. Sería el momento apropiado de ir pensando en la obligatoriedad del sufragio.

2.- Ideología para el país. No se trata de las personas que ocupen los cargos públicos. Sino de las ideas y modelos con que se pretende gobernar (¿Cuál prefieres? ¿liberal, neoliberal, capitalismo, socialismo u otro?).

3.- Democracia incluyente. Las autoridades electorales han hecho una importante labor por hacer que este proceso sea accesible para cualquier grupo poblacional que tradicionalmente ha sido discriminado (mujeres, personas con discapacidades, indígenas, etcétera).

4.- Recursos erogados. Nos guste o no, las elecciones nos cuestan a todos. Tan sólo el INE para organizar estas elecciones gasto más de 8 mil millones de pesos. Esto sin contar el gasto de organizaciones de los procesos electorales locales. No votar sería un desperdicio de recursos públicos.

5.- Siguiente generación. En el próximo sexenio habrán de nacer cerca de ocho millones, a quienes se debe garantizar un sistema de salud apropiado, educación y todos los servicios que se nuestros niños necesiten.

                                                                                                                 Foto: Cuartoscuro

6.- El futuro de la juventud. Están llamados a votar 3.5 millones entre 18 y 19 años los que están en época universitaria y tendrán que buscar un empleo. Si consideramos el rango de 20 a 24 esta cifra crece a 14 millones. Número del que se tendrá que ocupar el gobierno entrante.

7.- Mejorar las condiciones migrantes. En estos años habrán de migrar seis millones de mexicanos, la mayoría a los Estados Unidos. Quien gobierne deberáafrontar la política migratoria del Presidente Trump y sus acciones en contra de las familias.

8.- Erradicar la violencia en contra de las mujeres. Hay que revertir la alarmante cifra oficial de siete feminicidios al día. Quien gane deberá evitar los más de 10 mil aberrantes asesinatos que, de seguir la tendencia, ocurrirán.

9.- Mejorar nuestra economía. Una buena parte de la sociedad mexicana no quiere asistencialismo, quiere que se generen las condiciones necesarias para que con nuestro trabajo se pueda llevar el nivel de vida óptimo.

10.- Votar es manifestar nuestra voluntad. Es una de las vías legales e institucionales para hacer notar las inconformidades que como sociedad tenemos.