¿Cuánto confían hoy los mexicanos en la Guardia Nacional?

Opinión.
Más de la mitad de la población confía en esta nueva agrupación de seguridad
Opinión.
Más de la mitad de la población confía en esta nueva agrupación de seguridad

¿Cuánto confían hoy los mexicanos en la Guardia Nacional?

Opinión.Más de la mitad de la población confía en esta nueva agrupación de seguridad
Cuartoscuro
Alejandro Moreno
Director de encuestas de Nación321
2019-07-05 |13:59 Hrs.Actualización13:59 Hrs.

Las encuestas indican que el principal problema que ven los mexicanos en el país es la inseguridad pública, y la Guardia Nacional es el componente medular de la política del presidente Andrés Manuel López Obrador para enfrentar dicho problema. ¿Cuánto confían hoy los mexicanos en la Guardia Nacional?

De acuerdo con la más reciente la encuesta nacional telefónica de El Financiero, realizada en el mes de junio a 820 adultos, la Guardia Nacional cuenta con un nivel de confianza ciudadana de 56%, esto es, sumando 15% que dijo confiar mucho y 41% que confía algo. En contraste, el 40% de los entrevistados confía poco (28%) o no confía nada (12%) en la Guardia Nacional. Este nivel de confianza es mayoritario, pero las opiniones lucen algo divididas. ¿Cómo se compara ésta con la confianza en otras instituciones de seguridad?

La misma encuesta indica que el Ejército cuenta con un nivel de confianza similar al de la nueva Guardia Nacional, si acaso ligeramente más alto: 59% de los consultados dijo confiar mucho (21%) o algo (38%) en el ejército, mientras que 40% confía poco (31%) o nada (9%). Con una diferencia dentro del margen de error, la Guardia Nacional y el ejército comparten niveles de confianza ciudadana muy parecidos.

Por su parte, la Marina supera esos niveles de confianza, con un 68% que confía mucho (32%) o algo (36%), frente al 31% que confía poco (24%) o no confía nada (7%). La Marina es la institución de entre estas tres que más confianza genera entre la gente.

Pero las tres instituciones de las fuerzas armadas generan mucha más confianza que la policía. De acuerdo con la encuesta, la policía cuenta con un 25% de confianza ciudadana (1% de de los entrevistados confía mucho y 24% confía algo), mientras que la desconfianza alcanza 74% (42% confía poco y 32% nada en los cuerpos policiacos).

En términos de imagen, la Guardia Nacional tiene ligeramente más positivos si se pregunta sobre la opinión buena o mala en vez de la confianza. Según la encuesta, el 61% opina favorablemente de la GN y el 24% opina desfavorablemente.

Aunque en este caso se ve una actitud mucho más favorable, la opinión positiva sobre la GN ha ido bajando: en marzo era de 76%, en abril de 71%, en mayo de de 62% y en junio, como ya se dijo, 61%. La opinión sobre la Guardia Nacional ha seguido la misma trayectoria de la aprobación presidencial, que se movió de forma similar en ese mismo periodo, al pasar de 78 a 70% de marzo a abril, y de 67 a 66% de mayo a junio. El presidente cuenta con números un poco más favorables, pero la trayectoria ha sido prácticamente la misma.

Por lo visto, el apoyo ciudadano a la Guardia Nacional hoy está muy ligado a la popularidad del presidente: la aprobación actual (y sus variaciones) se ve reflejada en el apoyo a la Guardia Nacional. Pensando hacia adelante, también es factible que el desempeño de la Guardia Nacional se traduzca en apoyo (o pérdida de apoyo, según sea el caso) al presidente. La confianza o desconfianza en uno podría significar la confianza o desconfianza en el otro.  

Cierto, la popularidad presidencial no depende solamente del tema seguridad ni del desempeño de la Guardia Nacional. También están los otros grandes temas como la economía, la corrupción, la desigualdad y la pobreza, por mencionar los más mencionados en las encuestas como problemas principales del país; además, por supuesto, de la migración, que ya se ha ido sumando rápidamente a las preocupaciones nacionales, y asunto en el cual la Guardia Nacional también tiene mucho qué ver, con el despliegue a la frontera sur del país.

Será importante llevar el seguimiento de la confianza y la opinión de la Guardia Nacional en las encuestas, aspectos que hoy están estrechamente vinculados a la popularidad del presidente.