Enrique Quintana: El maratón de las vacunas: ¿ya se preparó?

El objetivo en México, es que se alcance la meta entre diciembre de 2021 y marzo de 2022
El objetivo en México, es que se alcance la meta entre diciembre de 2021 y marzo de 2022

Enrique Quintana: El maratón de las vacunas: ¿ya se preparó?

Cobertura de la vacunaEl objetivo en México, es que se alcance la meta entre diciembre de 2021 y marzo de 2022
Shutterstock
autor
Enrique Quintana
Director General Editorial de El Financiero.
2020-12-09 |06:52 Hrs.Actualización06:52 Hrs.

Si acaso existía alguna duda respecto al lento avance que tendrá el proceso de inmunización de la población mexicana en el 2021, hoy ya no queda.

De acuerdo con los estimados presentados ayer, existe el propósito de llegar a cubrir con la vacuna al 75 por ciento de la población de 16 años o más. El objetivo es que se alcance la meta entre diciembre de 2021 y marzo de 2022.

Ese segmento demográfico representa el 68 por ciento de la población total del país, por lo que inmunizar al 75 por ciento de ese grupo, implica vacunar aproximadamente a 65 millones de personas.

De acuerdo con las etapas diseñadas, entre diciembre y enero, el objetivo es vacunar al personal médico.

De acuerdo con los datos más recientes, hay 1.2 millones de personas que constituyen el personal de servicios médicos en todas sus áreas y funciones. Así que, al concluir el primer mes del año, en el caso de que se cumpla la meta, se habría avanzado con el 1.8 por ciento de la población objetivo.

La siguiente meta se fijó para un periodo que transcurrirá de febrero a abril. En ese lapso se vacunará a los trabajadores de los servicios médicos que no hayan sido inmunizados previamente, así como a los grupos de edad mayores de 60 años.

Pese a que la población se segmentó entre los mayores de 80, de 70 y de 60, no se plantearon plazos específicos para cada grupo.

Pero, el hecho es que la población mayor de 60 años en México suma aproximadamente 11 millones de personas. De modo que hacia el mes de abril –en el caso optimista de que se cumpla con la meta– ya se habría inmunizado al 18.7 por ciento de la población objetivo.

Es decir, dentro de cinco meses, estaremos todavía por debajo de una quinta parte de la meta de inmunización.

Entre abril y mayo el propósito es que corresponda el turno de los que están entre los 50 y los 59 años, y que suman 9 millones de personas. Con ellos, ya habríamos llegado al 33 por ciento del total.

Hacia la primera mitad del 2021, cuando se sumen quienes están entre 40 y 49 años de edad, habrían recibido la vacuna 34.2 millones, lo que representa poco más de la mitad del objetivo.

¿Desde qué momento podríamos hablar de un retorno a la normalidad?

No hay una fecha concreta, pero a la mitad del año, olvídelo. Aún habría la amenaza de contagios y por lo mismo, sería necesario mantener restricciones.

La parte restante de la población, que corresponde a quienes tienen entre 16 y 39 años, serían vacunados en el lapso que va de julio de 2021 y eventualmente hasta marzo de 2022.

En el caso más afortunado, si se concluye el proceso al terminar el año, habría que vacunar a 5.1 millones de personas por mes, o sea, 170 mil por día, en el segundo semestre del año.

Hacer cuentas en el papel es relativamente fácil. Realizar el mayor proceso de vacunación en la historia del país va a ser mucho más complejo y surgirán dificultades, algunas previsibles y otras que ni nos imaginamos.

Se presentarán desde los temas logísticos en donde en algunos lugares estarán las vacunas, pero no habrá refrigerador para conservarlas; en otros habrá vacunas, pero no jeringas o personal que las aplique. En otros más, no llegarán los vacunados a quienes se les aplicó la primera dosis, por lo que el proceso quedará incompleto. En algunos puntos más aparecerán ‘leyendas urbanas’, que harán que la gente rehúya la vacunación… solo por citar algunos ejemplos de la problemática que se va a presentar.

Por si algo faltara, ahora la autoridad mexicana se está quedando daltónica. Después de que el titular de la SEP fuera enfático y repitiera varias veces que las escuelas regresarían a clases presenciales solo con semáforo verde, ahora señala que, a partir de enero, podrán regresar voluntariamente a clases las entidades con semáforo amarillo o verde.

No nos preguntemos luego por qué se incrementa el número de contagios y fallecidos.