Enrique Quintana: La impresión que me dejó Herrera

El titular de Hacienda parece que está más cómodo en el puesto, que tiempo atrás
El titular de Hacienda parece que está más cómodo en el puesto, que tiempo atrás

Enrique Quintana: La impresión que me dejó Herrera

Arturo Herrera.El titular de Hacienda parece que está más cómodo en el puesto, que tiempo atrás
Lucía Flores
autor
Enrique Quintana
Director General Editorial de El Financiero.
2020-09-10 |06:57 Hrs.Actualización06:57 Hrs.

El día de ayer hable con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera. En las páginas de El Financiero puede encontrar la entrevista completa.

No le voy a repetir lo que me dijo. Más bien quiero darle mis percepciones e impresiones de quien tiene a su cargo las finanzas del país.

Hablamos en uno de los salones cercanos a su oficina del ala norte del Palacio Nacional.

Con todo y que se mantiene el mismo mobiliario desde hace muchos años, se percibe una institución más austera, con mucho menos personal que en el pasado. Ya no se ven transitando ayudantes de un lado para otro.

Percibí que Herrera se encuentra más cómodo en el cargo que en el pasado… lo cual es algo significativo para los tiempos que corren.

Me comentó las muchas horas que ya llevaba en su oficina siendo apenas media mañana pues, como en cada ocasión que le toca asistir a las conferencias mañaneras, tuvo que estar en el Palacio Nacional desde las seis.

Antes de comenzar con la entrevista formal comentamos respecto a la reacción de los mercados al Paquete Económico.

A veces una es la opinión de los analistas y otra la de quienes compran y venden títulos de México, y el hecho es que el contenido del Paquete no sorprendió. Por ejemplo, los indicadores de los seguros por incumplimiento que reporta Bloomberg estuvieron en 118 puntos, frente a los niveles de más de 300 puntos que habían alcanzado en abril. Aunque siguen arriba de los menos de 100 puntos que tuvieron al empezar el año. Se movieron poco en los últimos dos días.

La BMV tuvo movimientos marginales, lo que implica que la propuesta de Hacienda prácticamente no influyó en su comportamiento. Y el tipo de cambio frente al dólar estuvo en línea con otras monedas.

Herrera me comentó de sus vivencias durante el tiempo que tuvo COVID-19 y me refirió que fue virtualmente asintomático, a pesar de que, de acuerdo con los reportes de los médicos, tenía una alta carga viral.

Lo atribuye a un estilo de vida que lo convierte quizás en el integrante del gabinete más deportista, lo que le permite bajar el estrés en un cargo en el que lo tiene a carretadas.

Déjeme referirle dos temas de la conversación que fueron relevantes. Yo le expresé que no se consideraba creíble el nivel de producción petrolera que se había propuesto en los Criterios Generales de Política Económica. Y en respuesta me recordó que, en México, hoy existe tanto la producción de Pemex como la de las empresas privadas. Una parte del incremento previsto para el próximo año provendrá de la mayor producción del sector privado.

Este tipo de afirmaciones a veces no gustan a sus colegas de gabinete o incluso al presidente de la República. Pero se trata de un hecho.

Otro tema que llama la atención en los Criterios Generales de Política Económica es la estimación que se presenta para el crecimiento del periodo 2022-2026 y que ronda el 2.5 por ciento al año.

Herrera me refirió que ese dato desató fuertes discusiones en su equipo interno y que él piensa que la economía mexicana tiene una capacidad sin utilizar que hace posible pensar en un crecimiento del PIB más elevado en el mediano plazo, pero que en el ejercicio de proyección tomaron en cuenta las referencias históricas, que indican que así hemos crecido a lo largo de varias décadas.

Me dijo que la Cámara de Diputados aún no le da una fecha específica para su comparecencia, en la que tendrá que defender la estrategia que fue presentada hace un par de días, pero que, desde luego, está listo para acudir.

Más allá de los detalles, por la impresión que me causó, creo que, pese a las condiciones más difíciles de la economía del país, no tendrá demasiado problema para hacerle frente a las preguntas y cuestionamientos de los legisladores.

En unos días veremos si mi impresión fue correcta.