Lourdes Mendoza: ¿Engañaron al presidente?

Santa Lucía.
Un recorrido de AMLO por la base aérea de Santa Lucía, sede del próximo aeropuerto comercial de México
Santa Lucía.
Un recorrido de AMLO por la base aérea de Santa Lucía, sede del próximo aeropuerto comercial de México

Lourdes Mendoza: ¿Engañaron al presidente?

Santa Lucía.Un recorrido de AMLO por la base aérea de Santa Lucía, sede del próximo aeropuerto comercial de México
Cuartoscuro
2019-03-25 |06:56 Hrs.Actualización06:56 Hrs.

Qué pensarían si les dijera que Nav Blue está haciendo, “ahora sí en serio”, así como lo está leyendo, los estudios de cómo organizar el espacio aéreo para que Santa Lucía y el AICM puedan operar. 

¿Una burla?, ¿un fraude? Pues Sí, eso pareciera ser. Resulta que Nav Blue, empresa de Airbus, que se anuncia como proveedora de múltiples soluciones aeroespaciales, vio su oportunidad de negocio en México.

Como cualquier otro fabricante de aviones, Airbus busca colocar sus aviones en el mundo… y sus otros servicios. Algo así como: te vendo el avión y te digo dónde volarlo.

Ahora bien, en el marco de la discusión sobre el destino del NAIM, Nav Blue encontró la fórmula perfecta, no la más transparente y completa, pero entregó a AMLO música para sus oídos: un estudio exprés que decía SÍ a la operación del AICM y Santa Lucía. Era obvio que a ojo de buen cubero, sin estudio serio de por medio, y lo hicieron, aseguraron que ambos aeropuertos podrían coexistir. CLARO, actualmente lo hacen. 

Sin embargo, eso no significa que hubieran estudiado al menos durante un año los vientos, el clima, etc., para, en materia de aeronáutica, concluir que es viable pasar de una base aérea a un aeropuerto, y que operando al mismo tiempo se iba incrementar el tráfico aéreo. Luego entonces, ¡engañaron al presidente!

La aviación mundial que seguía la construcción del NAIM como uno de los más modernos hubs atestiguó las decisiones, guiadas en buena parte por las conclusiones de una empresa que parecía seria: Nav Blue.

Dijeron algunos que ese estudio costó 159 mil dólares, aunque no consta si fue eso ni cómo, cuándo y por quién (SCT, Sedena, Seneam, Presidencia) fue contratado.

Súmele que en declaraciones recientes, el secretario Javier Jiménez Espriú dijo que, por 5 o 6 mdd, Nav Blue ahora sí está estudiando el espacio aéreo del Valle de México. O sea, ¡ahora sí va en serio, antes NO!

Por lo pronto, desde el mes pasado metí varias solicitudes al INAI para tener copia de los contratos con Nav Blue, saber lo que costaron, cómo se contrataron y, si fue de manera directa, cómo lo justificaron. Hasta hoy, Sedena y Seneam dicen que no tienen información. Presidencia y SCT no han dado respuesta. ¿Será Nav Blue de esas empresas que te enciende el fuego, pero después te presta los bomberos? El que entendió, entendió. Lo que sí podría suceder más rápido de lo que pensamos, es que varios interesados o más bien perjudicados… los demanden.

IRREAL PERO CIERTO

El año pasado, Aeroméxico, Interjet, Volaris y la extinta Mexicana de Aviación fueron emplazadas por la Cofece por presuntas prácticas monopólicas entre 2008 y 2010. Según supe el jueves 14 de marzo emitieron su resolución, la cual dice que sólo sancionarán a Mexicana y Aeroméxico. Sí, leyó bien, a Mexicana, aerolínea muerta hace casi nueve años. 

O sea, de cuatro sólo quedan dos y de dos sólo opera una. ¿Por qué no lo han anunciado? Porque no saben qué sanción aplicar, si la legislación vigente o no, porque los hechos serían aplicables a la ley de 1992. Así pues, en esta batalla, Volaris e Interjet se salvan, peeeeeeero ahora la Cofece ha decidido hacerse del control de los slots. 

Es real, pues aseguran que son bienes de interés nacional, ¡háganme el favor! Tal parece que la Cofece quiere que la SCT le pida permiso para usar los horarios de aterrizaje y despegue en los aeropuertos.

Los recurrentes conflictos de interés y parcialidad en el actuar de Alejandra Palacios, de la Cofece, han hecho eco en San Lázaro. Resulta que los diputados han decidido iniciar el proceso para nombrar al titular del OIC de la Cofece. ¿La razón? En dicho organismo no existe ningún contrapeso interno, pues el encargado actual, Cutberto Arteaga Santiago, fue nombrado por la propia Palacios sin sustento alguno, ya que la Ley Federal de Competencia Económica no prevé un mecanismo de suplencia del titular del OIC. 

Ojo, la facultad para designar al contralor de la Cofece corresponde exclusivamente a los diputados. Por lo que la Mesa Directiva de San Lázaro está por recibir la documentación de los aspirantes y esperan tener un listado final de aspirantes antes de que termine el mes de marzo.

BANCARIA 4T

¿Quién fue el representante de Tepoz? ¿Quién se llevo la bancaria según los presentes, pero enfureció a la 4T? ¿Quién desaprovechó el foro? ¿Quiénes reaparecieron? Esto y mucho más les tendré el próximo miércoles.