Muñoz Ledo no acepta otra encuesta e insiste en asumir dirigencia de Morena

La encuesta determinó que Porfirio Muñoz Ledo obtuvo 25.34 por ciento, mientras que Mario Delgado, 25.29 por ciento.
La encuesta determinó que Porfirio Muñoz Ledo obtuvo 25.34 por ciento, mientras que Mario Delgado, 25.29 por ciento.

Muñoz Ledo no acepta otra encuesta e insiste en asumir dirigencia de Morena

Porfirio Muñoz LedoLa encuesta determinó que Porfirio Muñoz Ledo obtuvo 25.34 por ciento, mientras que Mario Delgado, 25.29 por ciento.
Cuartoscuro
2020-10-13 |07:31 Hrs.Actualización07:31 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el proceso de renovación de la dirigencia de Morena ha puesto  pelear a sus militantes 

El diputado Porfirio Muñoz Ledo anticipó que no aceptará la tercera encuesta del INE y reiteró que tomará posesión como dirigente nacional de Morena esta semana, en un lugar público distinto al partido por los bloqueos, porque “yo ya gané”.

“A mí el INE no me manda, a mí no me manda en contra del derecho con su empate doloso”, remarcó. “No acepto la tercera encuesta, si la quieren hacer que la hagan, por su capricho, yo ya gané, punto. Ya no habrá una tercera, ese es su cuento”, insistió. “Voy para adelante y no acepto chantajes”, recalcó.

En una conferencia virtual –después de que suspendió ayer su toma de posesión de la presidencia de Morena, por estar bloqueada la sede por colectivos feministas que lo acusan de varios casos de acoso sexual– sostuvo que tomará el partido “tope donde tope”.

Porfirio insistió en que “yo gané la presidencia de Morena, a pesar de los vericuetos del Tribunal Electoral corrupto y a las encuestas que el INE no supervisó. Todo sigue siendo muy sospechoso, pero yo gané”.

Explicó que “es como si gana un corredor y el otro llega un milímetro después y dicen ganaron los dos. Es una tontería, una mala fe. Yo soy el presidente legítimo de Morena y voy a tomar posesión en próximos días, en un lugar distinto, en cualquier lugar público, depende de la gente que me apoye. El Zócalo es muy grande para mí, en cualquier parte del país; puede ser en Veracruz, ya me han invitado en otros estados, como en el Estado de México, donde puedo juntar 800 o 600 mil personas; puede ser también en Yucatán”.

Denunció que “vándalos pagados tomaron el partido” y reiteró que “en días siguientes vamos a anunciar” dónde tomará posesión como presidente del partido.

Sobre el llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador a resolver el conflicto en el partido, respondió que “yo soy camarada de Andrés (Manuel López Obrador), no soy su empleado. No soy adulador de nadie. A veces ni de mí mismo”, dijo. “Si el presidente López Obrador quiere partido, que me deje actuar, que me apoye, hay poco partido porque hay mucho movimiento”.

Adelantó que ayer mismo presentaría “una denuncia penal contra quien resulte responsable por el atraco armado del partido” y acusó a los seguidores de Mario Delgado de “serviles”. “Me recuerdan al PRI, groseramente, con multitudes compradas, como partidos totalitarios. El dinero como regla del poder”. “Los serviles nunca son leales, los leales nunca son serviles”, remarcó.

Acusó que Mario Delgado “es un mentiroso” al decir que ganó la elección. “Es un mentiroso pagado, cree que con dinero va pagar la verdad; es un hombre de plastilina, un molusco, un Mussolini. Este estúpido no es ningún demócrata, no sabe ni qué es la Constitución, no sabe ni cuántos artículos tiene. Es un economista pequeño del ITAM que sólo sabe administrar dinero”.

Dijo tener pruebas de que ha gastado mil 500 millones en su campaña y que esos recursos “sólo pueden venir de la mafia”. “¿Quién pompó? Tengo el derecho a tener la sospecha de que no es dinero limpio, y se lo dije ya a Santiago Nieto (titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda)”.

“Todo lo que yo digo lo puedo probar, mil 500 millones de pesos, se los pruebo. ¿Se los mandó Santa Clós?”, ironizó el legislador. “Tengo pruebas y evidencias, ya las presenté al Ministerio Público, en este caso al INE”, informó. Además, reveló que Mario Delgado lo traicionó y que su gente lo ha atacado “en lo más profundo de mi ser”.

En apoyo a Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez –presente en la conferencia virtual– estimó que detrás de esta pelea “hay intereses que quieren obstruir al gobierno. Esto no es algo sólo así como así”, aseguró.

Ramírez Cuéllar cita a los dos contendientes

El presidente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, convocó para el jueves, a las 17:00 horas, a Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado a una reunión en la sede del partido, para buscar un acuerdo, la unidad y “bajarle” a la confrontación.

Indicó –en breve conferencia– que para “esclarecer las dudas” de los aspirantes a la presidencia nacional de Morena, se propondrá realizar una auditoría al procedimiento que utilizaron las firmas de la segunda encuesta, para garantizar “certeza a los resultados”.

Ramírez Cuéllar –acompañado de Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional– llamó a los contendientes a “bajarle” a la confrontación y a las descalificaciones, y les aclaró que será el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el que resolverá si habrá o no una tercera encuesta.

Mario Delgado apura al INE para hacer el tercer sondeo

En una carta que entregó ayer en la sede nacional del INE, el diputado Mario Delgado solicitó “a las autoridades electorales que, a la brevedad posible, se defina el nuevo calendario, la metodología y las encuestadoras de la tercera fase para la renovación de la presidencia nacional de Morena”.

El documento –que leyó en las escalinatas del INE– señala que “es fundamental agilizar el proceso de desempate y salvaguardar la integridad del mismo, evitando más controversias y garantizar que se respeten los lineamientos que desde el principio aceptamos y firmamos”.

“Morena no es de nadie, es del pueblo de México, por eso, ahora más que nunca, resulta indispensable respetar la voluntad de nuestros militantes y simpatizantes, por el bien de nuestro movimiento y en congruencia con la lucha democrática que hemos construido desde hace más de dos décadas”, enfatiza.

Por su parte, el INE prevé que sea del 16 al 22 de octubre cuando se aplique esa tercera encuesta. Será hoy cuando el Consejo General del instituto discuta esos detalles. De avanzar, los resultados los tendría entre el 23 y 24 de octubre.

La Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos plantea que las tres encuestadoras se sorteen de las cinco que ya han participado en el proceso.

Antes, Delgado envió otra carta al presidente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, y a la presidenta del Consejo Nacional del partido, Bertha Luján, en la que les pide evitar que Muñoz Ledo tome el partido de manera “ilegal”.

“Ante el anuncio del compañero Porfirio Muñoz Ledo de auto-proclamarse presidente nacional de Morena, exigimos que asuman su responsabilidad como presidente interino y presidenta del Consejo Nacional, y garanticen la legalidad de la vida interna del partido y del proceso electivo, a fin de lograr la unidad y evitar confrontaciones”, señala.

“Como representantes de todos los morenistas, les pedimos no prestarse a ese acto ilegal de permitir que Muñoz Ledo violente la institucionalidad del partido, lo que atenta contra los principios democráticos de nuestro movimiento”, agrega la misiva.

Mario Delgado exigió “que hagan un pronunciamiento explícito y puntual para respetar la institucionalidad y los cauces legales para el proceso de encuestas que ustedes suscribieron. Falta una tercera encuesta y es su responsabilidad continuar el proceso. No permitan la ruptura de la legalidad”.

Se rehúsa AMLO a intervenir en proceso

Andrés Manuel López Obrador se negó a pronunciarse sobre el proceso de renovación de la dirigencia de Morena, al considerar que sólo opinaría si se tratara de algo grave. “Una cosa es Morena y otra es el gobierno”, dijo.

Sin embargo, llamó a Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado a “ponerse de acuerdo”. “No opino de eso para no meternos en la cosa partidista, solamente cuando hay alguna cosa grave; pero no, esto no es algo muy común en los partidos y ya que se pongan de acuerdo”, dijo.

“Tampoco puedo estar hablando tanto de estos temas y además porque lo que quisieran mis adversarios, porque son muy obvios, es que yo me inmiscuyera en estos asuntos y no me corresponde”, aseveró. 

Con información de  Amílcar Salazar Méndez