Muñoz Ledo lanza decálogo contra centralización de poder

Los políticos lanzaron un decálogo de acciones con las que dicen no buscan convertirlo en partido político.
Los políticos lanzaron un decálogo de acciones con las que dicen no buscan convertirlo en partido político.
Los políticos lanzaron un decálogo de acciones con las que dicen no buscan convertirlo en partido político.
Los políticos lanzaron un decálogo de acciones con las que dicen no buscan convertirlo en partido político.

Muñoz Ledo lanza decálogo contra centralización de poder

Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia MartínezLos políticos lanzaron un decálogo de acciones con las que dicen no buscan convertirlo en partido político.
Cuartoscuro
Nación321
2021-05-18 |16:26 Hrs.Actualización16:26 Hrs.

Porfirio Muñoz Ledo dio a conocer este martes el documento del Movimiento por la República que encabeza junto con Ifigenia Martínez, titulado "Decálogo Incluyente sobre la República".

En el documento, el diputado por Morena explica que Movimiento por la República no pretende convertirse en partido político ni suplantar a los que ya existen, pero sí aspira a reflejar las exigencias de un cambio democrático por la vía pacífica e institucional.

Para ello, explicó que será en la segunda mitad del sexenio del presidente López Obrador cuando se debe concretar lo que inició con la transición democrática de 1988, por lo que propuso una serie de acciones para ello.

El "Decálogo Incluyente sobre la República" establece el respeto por la división de poderes y al sistema federal y municipal que define a la república desde 1824. "Alto a las tendencias centralistas encarnadas en 'súper delegados' omnímodos".

El documento también pugna por el respeto al Poder Judicial y a los órganos constitucionales autónomos, por lo que se deben de hacer propuestas para fortalecerlos y actualizarlos.

"Libertad de las personas para inventar, crear, disentir y autodeterminarse. Cese a la intolerancia y a la descalificación de los ciudadanos libres", es otro de los puntos establecidos en el decálogo. También incluyó la atención a lo derechos inalienables de los pueblos originarios y las comunidades indígenas y a la libertad de opinión crítica, creación, innovación y disenso. 

"Una gran Nación como la nuestra no debe ser secuestrada por caudillismo alguno que nos despojaría de nuestros derechos humanos y políticos", establece el documento.