5 ejemplos de la vida lujosa que tenía Elba Esther Gordillo

¿Austeridad?
Elba Esther Gordillo presumía una vida que pocos mexicanos pueden darse
¿Austeridad?
Elba Esther Gordillo presumía una vida que pocos mexicanos pueden darse

5 ejemplos de la vida lujosa que tenía Elba Esther Gordillo

¿Austeridad?Elba Esther Gordillo presumía una vida que pocos mexicanos pueden darse
Nación321
2018-08-08 |10:30 Hrs.Actualización16:15 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esta política llegó a ser una de las figuras más emblemáticas de la corrupción en México

Camionetas Hummer, bolsos Louis Vuitton, obras de arte y varias propiedades distribuidas en el país y en el extranjero: Elba Esther Gordillo Morales es una persona que gustaba de presumir sus lujos.

La exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y una de las figuras políticas más polémicas de los últimos años en México, quedó en libertad la madrugada de este miércoles, informó su abogado Marco del Toro.

Gordillo Morales fue detenida el 26 de febrero de 2013 por agentes de la PGR y elementos de la Marina, luego de dirigir el sindicato más grande del país desde abril de 1989. La mujer estuvo acusada de defraudación fiscal y lavado de dinero, delitos de los que fue absuelta.

Pero la figura de la maestra de Chiapas estuvo en medio de la polémica por los lujos que ostentaba producto de una presunta corrupción, aunque según ella era una mujer muy trabajadora.

"Una manera de combatir la corrupción va a ser precisamente que cada quien cobre y gane lo que sus responsabilidades le exigen, que no se simulen cosas, yo no las simulo y por eso no permito que se generen especulaciones que no son reales", le dijo la exlideresa sindical a TV Azteca en una entrevista concedida en 2003, cuando era secretaria general del PRI.

Aquí te dejamos varios ejemplos de la vida lujosa que llevaba Elba Esther Gordillo

VESTIMENTAA Elba Esther Gordillo Morales le gustaba vestir costosos trajes de marcas como Chanel, Prada, así como bolsos de Louis Vuitton, Hermes, entre otras. 

Estos productos alcanzaron un costo estimado de 40 millones de pesos y fueron adquiridos en la tienda departamental estadounidense Neiman Marcus, de acuerdo con la información que dio a conocer el 26 de febrero de 2013 el entonces procurador general de la República, Jesús Murillo Karam. 

"Entre marzo del 2009 y enero de 2012 fueron realizadas 22 transferencias a Neiman Marcus por un total de 2 millones 100 mil dólares americanos, que equivalen a 27 millones 267 mil pesos. Por otra línea se realizaron transferencias bancarias internacionales, también a Neiman Marcus, por la cantidad de 900 mil dólares, que equivalen a 12 millones 255 mil pesos; de estas, una importante cantidad fueron específicamente realizadas para pagar la tarjeta número 047970004041 a nombre de Elba Esther Gordillo Morales", dijo en su momento Murillo Karam.

 

El titular de la PGR destacó en febrero de 2013 que el dinero con el que Gordillo Morales pagó su lujosa ropa salió de las cuentas del dinero de los trabajadores de la educación del SNTE.

"Claramente estamos ante un caso en que los recursos de los trabajadores al servicio de la educación han sido ilegalmente desviados de su objeto, beneficiándose varias personas, entre ellas Elba Esther Gordillo Morales, y otros cuyas responsabilidades se determinará conforme continúan las investigaciones", agregó Jesús Murillo Karam.

CIRUGÍAS

La PGR también reveló en febrero de 2013 que de julio de 2011 a enero de 2012, se realizaron cuatro transferencias por 17 mil 263 dólares a clínicas y medios relacionados con cirugía estética y reconstructiva , así como hospitales en California, Estados Unidos.

El 9 de marzo de 2013 el periódico Reforma reportó que las clínicas especializadas en rejuvenecimientos y cirugías plásticas a las que recurría Gordillo son de las más reconocidas a nivel internacional. 

Gustavo González, integrante de la Academia de Cirugía Plástica y Reconstructiva Mexicana, le dijo al diario mexicano que la clínica Methodista de Houston o la Clínica Mayo, en Scottdale, Arizona, atienden a pacientes de todo el mundo, por eso son bastante caras. 

"Una cirugía plástica puede costar más de 50 mil dólares más hoteles y traslados", dijo González, quién contabilizó al menos 20 cirugías estéticas a las que se ha sometido la exlíder magisterial, incluyendo una liposucción de cuello, una cirugía de la nariz, aumento de pómulos, láser para mejorar la textura de la piel y eliminar manchas, aumento de labios, discreto, pero con relleno, y mentoplastia, una cirugía para mejorar el mentón y armonizar el rostro.

OBRAS DE ARTE

La maestra chiapaneca también contaba con diversas colecciones de arte, entre las que destacan obras de Diego Rivera, Francisco Toledo, Cristina Iglesias, Lothar Baumgarten, Fernando Botero y María Izquierdo. Objetos en los que gastó, según la PGR, alrededor de un millón de dólares.

De hecho el pasado 29 de junio el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación anunció la recuperación de 17 obras de arte, entre las que se encuentran cinco del pintor Diego Rivera, así como otras de Francisco Toledo y Pedro Coronel, y que forman parte del patrimonio cultural de los agremiados.

El secretario general del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, resaltó que se trata de un hecho histórico que llena de orgullo a la organización magisterial y representa una muestra más del compromiso del Sindicato con los docentes, alumnos y el país.

“Los maestros estamos de plácemes. Con unidad, orgullo y compromiso hemos recuperado un patrimonio muy importante para la organización. Según algunos especialistas externos, su valor oscila entre mil y tres mil millones de pesos”.

PROPIEDADES

Elba Esther Gordillo cuenta con varias propiedades distribuidas en el país y en el extranjero.  

Por ejemplo, un inmueble en Paseo de Ahuehuetes #501, en Lomas Bezares, exclusiva zona de la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México. Cuenta también con dos departamentos en Polanco, uno ubicado en la calle Edgar Allan Poe y otro en la calle de Galileo.

Otra de sus propiedades en la Ciudad de México está en Caobas #75, en Bosques de las Lomas. Y no podía faltar su casa ubicada en Lomas de Chapultepec, en la calle de Virreyes.

La única propiedad que, según las autoridades, tiene la mestra en el extranjero es una mansión ubicada en California, en el exclusivo fraccionamiento de Green Turtle Village, la cual cuenta con seis habitaciones y siete baños y con vista a la bahía.

Cuando la maestra Elba Esther fue cuestionada por sus propiedades, en 2003, la exdirigente sindical aseguró que no eran lujos.

"Yo creo que no vivo mal, vivo bastante confortable porque hay millones de gente que no tiene lo mínimo y estoy bien consciente de ello, pero a mí se me hace un poco injusto por no decir demagógico e injusto que digan que lo que tengo no es producto de mi trabajo, porque no ven el desgaste físico, la toma de decisiones y eso requiere confort, y yo digo: '¿dónde está lo ostentoso?' De lo que trato es que sea un lugar abierto, con luz, donde tenga mis libros y mis plantas, que tenga un espacio donde recibir, es un lugar producto de mi esfuerzo", dijo Gordillo Morales.

VEHÍCULOS

Elba Esther Gordillo causó polémica en 2009 cuando ordenó rifar más de 50 camionetas de lujo Hummer modelo H3 2009 como parte de un sorteo denominado "Por nuestras escuelas hagamos la tarea".

De acuerdo con la dirigente del magisterio, el objetivo de esta rifa de vehículos de lujo era apoyar la infraestructura y equipamiento de planteles educativos ubicados en zonas de alta marginación.

El costo de los boletos rifados era de 100 pesos y la convocatoria estaba abierta a toda la ciudadanía. El problema fue que la mayoría de los ganadores no podían cubrir el mantenimiento y la operación de las Hummer, cuyo costo en 2009 era de unos 41 mil 900 dólares.

Uno de estos casos de una ganadora que no pudo conservar la camioneta fue la niña Iraní Contreras Aragón, residente de Oaxaca, quien recibió la Hummer.

La madre de Iraní, Irma Aragón Pérez, le dijo a los medios que vendería la camioneta para comprar un terreno y edificar una casa para su hija, ya que por su situación económica no tenía posibilidades de mantener el servicio del vehículo de lujo.