Busca Interpol a feminicida de Jessica; ofrecen recompensa

Cientos de mujeres salieron a protestar en Morelia, Uruapan, Gabriel Zamora, Apatzingán, Zinapécuaro
Cientos de mujeres salieron a protestar en Morelia, Uruapan, Gabriel Zamora, Apatzingán, Zinapécuaro

Busca Interpol a feminicida de Jessica; ofrecen recompensa

Justicia para Jessica.Cientos de mujeres salieron a protestar en Morelia, Uruapan, Gabriel Zamora, Apatzingán, Zinapécuaro
Arturo Estrada
2020-09-28 |06:41 Hrs.Actualización06:41 Hrs.


MICHOACÁN.- El fiscal general del estado, Adrián López Solís, reveló la noche de ayer que el presunto asesino de Jessica González Villaseñor se llama Diego Urik, quien está prófugo.

Agregó que la policía internacional criminal (Interpol) ya lo busca en 194 países, y declaró que existe una recompensa económica para quien informe sobre su paradero.

El asesinato de Jessica, de 21 años de edad, ha generado movilizaciones poco vistas en Michoacán.

Se cuentan por miles las mujeres que han salido a las calles de los municipios de Morelia, Uruapan, Gabriel Zamora, Apatzingán, Zinapécuaro y Quiroga, para exigir justicia y rechazar la impunidad.

La Fiscalía de Michoacán trabaja en la investigación, pero todavía no han dado con el paradero del responsable del feminicidio, que se presume fue el novio de la víctima.

El viernes y durante tres horas, más de 300 personas realizaron una marcha que partió de la Casa de Gobierno a la Fiscalía del estado.

Ahí, familiares y amigos clamaron encontrar sana y salva a Jessica, pero paralelamente las autoridades hallaron el cadáver en un paraje.

Por redes sociales, el gobernador Silvano Aureoles lamentó “la muerte de Jéssica González Villaseñor. La violencia contra la mujer no puede seguir siendo una realidad”.

Durante la megamanifestación, colectivos feministas vandalizaron el Congreso del Estado y el Poder Ejecutivo de Michoacán.

En el exterior de Palacio de Gobierno, poco más de 50 policías estatales evitaron que las mujeres incendiaran la puerta principal del inmueble colonial.

El 26 de septiembre, la fiscalía determinó que “la causa de la muerte fue hemorragia subaracnoidea secundaria a traumatismo craneoencefálico”.

Ayer, con una misa de cuerpo presente fue despedida Jessica. Solamente estuvieron los familiares más cercanos, los cuales no pasaron de 30 personas en la funeraria Gayoso, ubicada en el sur de Morelia.

El 21 de septiembre, a las cinco de la tarde, la joven salió de su casa y no se le volvió a ver con vida. Iniciaba su carrera como maestra en una escuela de Guanajuato, y era un sueño dar clases a distancia.