Benito Juárez medía 1.37 y otras curiosidades de los presidentes de México

2018-03-19 |07:47 Hrs.Actualización07:47 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estamos a menos de un año de tener un nuevo inquilino en Los Pinos

Mandatarios van y mandatarios vienen, pero a lo largo de la historia, México ha tenido presidentes que quizá sean mejor recordados por sus frases, anécdotas o datos sobre su vida privada, que por el trabajo realizado durante su sexenio.

Gracias al historiador Gustavo Vázquez Lozano y su libro Todo lo que siempre quiso saber sobre los presidentes de México, podemos conocer aquellas curiosidades sobre los que fueron presidentes de nuestro país. El libro está basado en documentos históricos y versiones confirmadas por testigos y familiares, así que aquí te traemos algunos datos curiosos sobre los mandatarios mexicanos.

MELCHOR MÚZQUIZ

Se trata del presidente más honrado de la historia. Se dice que durante su mandato decidió bajarse el sueldo para ganar solo 18 mil pesos al año. Además, murió en la miseria porque jamás intentó saquear las arcas de la nación.

Múzquiz también es recordado por ser el primero en ostentar el cargo de gobernador del Estado de México. Cuánta diferencia, ¿no crees?

RÓMULO DÍAZ DE LA VEGA

Rómulo Díaz de la Vega estuvo como presidente de México del 12 de septiembre al 3 de octubre de 1855, sí ¡tres semanas! Pero ojo, derogó el ridículo impuesto que cobraba Antonio López de Santa Anna por cada perro, puerta y ventana que había en las casas. 

Díaz de la Vega llegó al poder porque su antecesor Martín Carrera renunció y como aún no había un presidente interino, el único que podía tomar el cargo era el Comandante de la Guarnición de México.

ANTONIO LÓPEZ DE SANTA ANNA

Aunque la mayoría lo conoce como el presidente que vendió territorio mexicano e impuso una serie de cobros ridículos en el país, pocos saben que gracias a él existe la goma de mascar tal y como la conocemos.

Resulta que durante los últimos años de su vida se reunió con el inventor Thomas Adams para intentar venderle un cargamento de chicle y que se usara para fabricar llantas y botas; sin embargo, Adams recordó que a Santa Anna le encantaba mascar ese material y se le ocurrió agregarle azúcar y envolverlo en papelitos de colores... el resto es historia.

Santa Anna ocupó la presidencia 11 veces y se proclamó presidente vitalicio.

MAXIMILIANO DE HABSBURGO

El emperador estuvo al frente del país de 1864 a 1867 y se le apodó el "empeorador" porque, digamos, las cosas se pusieron color de hormiga cuando llegó al poder.

Sin embargo, sus cercanos dejaron constancia de que era tan educado y afectuoso que el día de su muerte, el 15 de mayo de 1867 (aunque el Instituto Nacional de Antropología e Historia ubica la fecha el 19 de junio de 1867), abrazó y regaló una moneda de oro a todos los soldados que estaban listos para fusilarlo. Sus últimas palabras fueron: "Viva México".

BENITO JUÁREZ

Es una de las figuras emblemáticas de la historia mexicana porque es reconocido como el padre del liberalismo mexicano y el gran impulsor de las Leyes de Reforma, que separaron a la Iglesia del Estado, la antesala de las instituciones civiles actuales.

Pero un dato que seguro no sabías es que es el presidente más bajito de la historia, medía 1.37 metros de altura. Parece que con él sí aplica el dicho: de lo bueno, poco.

Además era bastante ordenado, tanto que llevaba bitácoras de lo que comía. Por ejemplo, el 16 de junio de 1872 comió: "media copa de jerez, pulque, sopa de tallarines, huevos fritos, arroz, salsa picante, bisteck, frijoles, postre y café, entre una y dos de la tarde, en la noche una copita de rompope".

PORFIRIO DÍAZ

Existen muchos mitos y anécdotas sobre Porfirio Díaz, quien estuvo en el poder durante 34 años; sin embargo, quizá uno de los datos más interesantes es que cuando contrajo nupcias con Delfina Ortega, su sobrina, en realidad él no estuvo presente. ¡Qué! Díaz estaba muy ocupado planeando el sitio de Tacubaya y decidió enviar a uno de sus amigos en representación. ¡Qué moderno!

FRANCISCO I. MADERO

En estos tiempos en donde los ciudadanos ya no tienen la misma confianza en las autoridades electorales, vale la pena recordar que existió un presidente cuyo triunfo fue avalado por todos y cuestionado por nadie. ¿De quién se trata? Francisco I. Madero quien ganó las elecciones de 1911 con el 99.26% de la votación. Con ese porcentaje se convierte en el presidente con mayor legitimidad en la historia. 

Un bonus de Madero. A los 15 años fue a estudiar a París y fue a visitar la tumba del fundador del espiritismo Allan Kardec y, según cuentan, Madero tuvo una revelación y aseguró que en ese lugar se convirtió en medium. Su obsesión por el espiritismo era tal que según sus diarios, mientras jugaba ouija la tabla le dijo "Francisco, un día serás presidente de México". 

ÁLVARO OBREGÓN

El presidente Álvaro Obregón perdió una de sus manos durante la Batalla de Celaya, su tristeza y frustración eran tales que había decidido quitarse la vida; sin embargo, a la hora de tomar su pistola y disparar, ésta nunca detonó porque a su asistente se le olvidó recargar el arma.

Años después, la famosa mano de Obregón, personaje clave de la Revolución Mexicana, fue puesta en un frasco con formol y exhibida en el monumento que lleva su nombre y que está ubicado en la colonia San Ángel de la Ciudad de México. Ahí estuvo hasta 1989 cuando sus familiares decidieron incinerarla. 

Obregón fue presidente de México del 1 de diciembre de 1920, al 30 de noviembre de 1924, fue asesinado en un restaurante y los testigos juran que sus últimas palabras fueron: "Más totopos".

PLUTARCO ELÍAS CALLES

Los testigos y cercanos del presidente Plutarco Elías Calles aseguran que en su época de monaguillo agarraba el dinero de las limosnas para comprar dulces.

Se considera el presidente más anticlerical de la historia por la promulgación de la Ley de Tolerancia de Cultos, conocida como Ley Calles, la cual tenía el objetivo de delimitar la injerencia de la religión en los asuntos del gobierno. Esto provocó la Guerra Cristera.

Estuvo en el poder de 1924 a 1928. Se le conoce como el máximo jefe de la Revolución y fue quien fundó el Partido Nacional Revolucionario, antecesor del PRI.

Se dice que también se hizo famoso por tratar de resolver todos los conflictos del país durante grandes desayunos en donde se servían huevos con jamón, platillo que él no comía porque prefería las "pop corn" con chocolate.

PASCUAL ORTIZ RUBIO

Imagina que estas en tu momento de gloria, acabas de ser nombrado Presidente de México y mientras sales a darle las gracias al pueblo, eres víctima de un atentado. Bueno, aunque parezca escena de película de acción, esto fue lo que le pasó al presidente Pascual Ortiz Rubio quien tras tomar protesta, el 5 de febrero de 1930, fue baleado.

Para su buena suerte el presidente sobrevivió, pero dicen los que saben que mientras iba rumbo al hospital, por las calles empedradas de la Ciudad de México dijo: "Qué calles tiene México, esa es la causa de mis dolores".

Ortiz Rubio fue uno de los presidentes que, según historiadores, fue elegido por Plutarco Elías Calles para que éste siguiera teniendo injerencia en las decisiones del país. Esta situación molestó a Ortiz Rubio y renunció al cargo en 1932.

LÁZARO CÁRDENAS

¿Por qué los presidentes viven en Los Pinos? Esta tradición la comenzó Lázaro Cárdenas, quien se negó a ocupar el Castillo de Chapultepec por considerarlo muy suntuoso, así que decidió mudarse al rancho La Hormiga, que rebautizó en honor al huerto en donde conoció a su esposa Amalia Solórzano.

Lázaro Cárdenas es el padre de la expropiación petrolera. Gobernó México de 1934 a 1940 y jamás terminó la primaria.

ADOLFO RUIZ CORTINES

Gobernó México del 1 de diciembre de 1952 al 30 de noviembre de 1958. Será recordado, según la historia, por la célebre frase: "Bueno, ¿me quieren para que los gobierne o para semental?".

Según algunos reportes, gente cercana al presidente hacía chistes y comentarios en referencia a su edad, pues Ruiz Cortinez llegó al poder a los 62 años.

Otra anécdota que cuentan es que siempre viajaba con un palito de madera entre las manos, por aquello de "tocar madera" para la suerte y nunca permitió que hubiera más de 13 pasajeros en el avión presidencial.

La presidencia de Ruiz Cortínez destaca por la creación del Instituto Nacional de la Vivienda, el equipamiento de las instalaciones de la UNAM y fue el año en el que se reformó el artículo 34 constitucional para garantizar el derecho del voto a las mujeres.

ANASTASIO BUSTAMANTE 

Se dice que los restos del corazón de este presidente mexicano reposan junto al cadáver de Agustín de Iturbide. Fue su última voluntad porque, supuestamente, Bustamante decía que su corazón pertenecía a don Agustín.

El historiador Francisco Ramos dice que lo único que Bustamante sentía era admiración.

Anastasio Bustamante fue presidente, en su primer periodo, de enero a agosto de 1832, posteriormente regresó al cargo en 1837 y duró dos años, su último periodo como mandatario fue en 1841. Se le conoce también por ser el orquestador del asesinato de Vicente Guerrero.

ADOLFO DE LA HUERTA

El presidente Adolfo de la Huerta, que gobernó México del 1 de junio al 30 de noviembre de 1920, decidió exiliarse a Estados Unidos para abrir una escuela de canto en Hollywood y poder salir de los problemas económicos que tenía.

El amor de De la Huerta por la música no solo se ve reflejado en la fundación de la escuela, pues se tiene registro de que antes de llegar a ser presidente y en plena Revolución Mexicana cantaba ópera a los soldados para que se relajaran.

Su principal función fue reorganizar la administración y llamar a elecciones para renovar el poder Ejecutivo y Legislativo.

ERNESTO ZEDILLO

Según historiadores, cuando Ernesto Zedillo era niño se dedicaba a recolectar clavos, tuercas y tornillos para poder venderlos en una fundidora y tener sus primeros pesos. Sus dotes de empresario no terminaron ahí, pues se dice que también puso un puesto de limonadas.

El presidente Ernesto Zedillo gobernó México de 1994 al 2000, su presidencia estuvo marcada por ser el candidato de emergencia, pues tras la muerte de Luis Donaldo Colosio, el presidente Carlos Salinas designó a Zedillo como su sucesor.

Además le tocó lidiar con la crisis económica más fuerte del país, denominada "Efecto tequila" y tratar de negociar con el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, movimiento que surgió con el objetivo de empoderar a los indígenas.

Actualmente da clases en la Universidad de Yale, a donde por cierto, cuando era joven, fue a estudiar sin saber una sola palabra en inglés.

VICENTE FOX

Es el presidente de la transición. Ganó las elecciones en el 2000 y le arrebató el poder al PRI, que llevaba más de 70 años en el poder. Fox es recordado por sus frases irreverentes, su amor a la Guadalupana y sus clásicas botas, pero quizá un dato que no te sabías es que durante una visita a una escuela rural, el expresidente decidió tomar clases y como le dieron ganas de ir al baño, levantó la mano  para pedir permiso. Sin embargo, la escuela no contaba con baños y tuvo que ir a un río para hacer sus necesidades, con todo y escoltas.

ENRIQUE PEÑA NIETO

Según el historiador Gustavo Vázquez Lozano, el secreto del famoso copete del presidente Enrique Peña Nieto es el limón, pues su mamá, Socorro Nieto, le ponía gotitas de este cítrico para que el peinado quedara im-pe-ca-ble.

Quizá esa dedicación en el peinado le valió su apodo el bombón, pues a cada acto al que asistía, algunas mujeres le gritaban: "Peña, bombón, te quiero en mi colchón".

Enrique Peña Nieto llegó al poder en diciembre de 2012 y terminará su mandato el 30 de noviembre de 2018. Su presidencia se ha caracterizado por escándalos de corrupción, espionaje y hasta ahora es el mandatario con los niveles de aceptación más bajos en los últimos 20 años.