Esto perderían los expresidentes si AMLO gana la Presidencia en 2018

Los pensionados.
Vicente Fox y Luis Echeverría son los únicos expresidentes mexicanos que cobran su pensión
Los pensionados.
Vicente Fox y Luis Echeverría son los únicos expresidentes mexicanos que cobran su pensión

Esto perderían los expresidentes si AMLO gana la Presidencia en 2018

Los pensionados.Vicente Fox y Luis Echeverría son los únicos expresidentes mexicanos que cobran su pensión
Especial
2017-08-21 |13:42 Hrs.Actualización19:20 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque se ahorrarían millones de pesos cada año si se le quitan las pensiones a los expresidentes

Si Andrés Manuel Llega a la Presidencia en 2018, los expresidentes mexicanos deberán preocuparse, pues podrían perder la jugosa pensión que reciben por haber servido a la nación.

En reiteradas ocasiones, Andrés Manuel López Obrador ha declarado que aplicaría este cambio cuando llegue a Los Pinos en 2018.

Pero, ¿qué tanto dejarían de percibir los expresidentes mexicanos si AMLO gana en 2018? Millones de pesos.

De acuerdo con un reporte realizado en 2013 por El Financiero, Felipe Calderón Hinojosa percibía alrededor de 205 mil 122 pesos mensuales como pensión vitalicia por ser presidente de México de 2006 a 2012, unos 2 millones 461 mil 464 pesos anuales. Sin embargo, en febrero pasado dijo que donaría esta cantidad a la organización Aquí Nadie se Rinde, para niños con cáncer.

Esta cantidad de dinero es la misma que recibe el expresidente Vicente Fox Quesada (2000-2006): 205 mil 122 pesos mensuales y más de dos millones de pesos anuales, igual que el expresidente Luis Echeverría Álvarez (1970-1976).

Tanto Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) como Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) renunciaron de manera voluntaria al pago, de acuerdo con la información que solicitó El Financiero al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales

Además de los expresidentes, las viudas de José López Portillo (1976-1982), Sasha Montenegro, y de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), Paloma Cordero Tapia, reciben 102 mil 561 pesos cada una, es decir 1 millón 230 mil 732 pesos anuales.

En total, tanto los expresidentes mexicanos como las viudas de los exmandatarios reciben anualmente 9 millones 845 mil 856 pesos, monto que se ahorraría el gobierno si AMLO gana las elecciones presidenciales de 2018.

NO MÁS PENSIONES

López Obrador no es el único que quiere terminar con las pensiones de los expresidentes, pues la diputada de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo García, está en el mismo canal y hasta presentó, en abril de 2016, una iniciativa de ley para eliminar este privilegio.

"Es indispensable cuestionar cómo es posible justificar la existencia de pensiones millonarias que reciben servidores públicos, en particular la de aquellos que se desempeñaron como presidentes de la República, cuando gran parte de la población mexicana no puede acceder a una jubilación digna o a un retiro que le permita vivir sin preocupaciones económicas", dijo la legisladora Delgadillo García a Nación321.

Aclaró que las cifras reales de las pensiones de expresidentes se han manejado con opacidad y discreción, a pesar de las múltiples solicitudes de información que han realizado ciudadanos a las autoridades competentes.

"Los acuerdos para justificar estas pensiones a exmandatarios son ilegales porque son inexistentes, lo cual nos habla de una falta de transparencia para que el ciudadano esté informado sobre los motivos para seguir manteniendo a expresidentes y a sus esposas o cónyuges", destacó la diputada opositora.

Por tal motivo, en marzo pasado la legisladora de Movimiento Ciudadano entregó a la Comisión de Puntos Constitucionales más de 50 mil firmas de ciudadanos que apoyan la iniciativa.

"Necesitamos que este tema se vuelva visible, que esté en el debate público para que las autoridades sientan la presión y empiecen a transparentar y justificar el por qué los mexicanos debemos mantener a los expresidentes, cuando debe ser un honor para ellos que hayan servido a México y con eso darse por bien servidos", puntualizó Delgadillo.

LA JUSTIFICACIÓN

El fundamento jurídico para el otorgamiento de las pensiones expresidenciales es el Acuerdo Presidencial número 7637, decretado en 1976 y el Acuerdo Presidencial 2763 bis, de 1987, de acuerdo con la investigación "Pensiones presidenciales" del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

El Acuerdo 2763 bis también le otorga al expresidente una decena de personas a su cargo, sin especificar los servicios requeridos. Además de la pensión vitalicia, los exmandatarios reciben apoyos en distintos rubros o materias como pago de predial, luz,agua, teléfono, viajes, oficinas, entre otros beneficios, como un seguro de gastos médicos mayores para sí mismos, para sus familiares y para sus viudas. 

"Dicho acuerdo señala que en caso de fallecimiento de un expresidente, la viuda recibirá 80% del monto que recibía el expresidente al momento del deceso, y podrá disminuir hasta 50% a lo mucho; a su vez, la viuda y los hijos del exmandatario gozarán de un seguro de gastos médicos mayores, sin límite de tiempo, todo de manera discrecional", escribió al respecto el investigador Ernesto Villanueva.

En los acuerdos mencionados se determina dicha discrecionalidad por parte del Ejecutivo, con la finalidad de ofrecer mayores beneficios a los expresidentes en cualquier momento, escribió Hilda Nucci González.

Tras una revisión que hizo Nación321 al Diario Oficial de la Federación y al Prespuesto de Egresos de la Federación 2017, no se encontró el Acuerdo Presidencial para la pensión de los expresidentes mexicanos y al solicitar información la Presidencia de la República, se nos dijo que los acuerdos deben estar publicados en línea.